Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

miércoles, 12 de diciembre de 2012

RICTOR

NOMBRE EN INGLES
Rictor
NOMBRE VERDADERO
Julio Esteban Richter
LUGAR DE NACIMIENTO
Guadalajara, Méjico
AFILIACIONES
X-Terminadores, Nuevos Mutantes, Arma PRIME, Fuerza-X, Corporación-X, Factor-X, Purificadores
OTROS ALIAS
Mutado 527, Joaquín Murrieta
FAMILIA
Louis Alejandro Garabello Richter (Padre, fallecido), Gonzalo Richter (Tío), Omar Richter (Primo), Domingo Richter (Primo), Ramón Richter (Primo)
PRIMERA APARICIÓN
X-Factor # 17 (Junio, 1987)
CREADORES
Louise Simonson & Walter Simonson
 
PODERES/HABILIDADES
Julio es un mutante nacido con una estructura genética que le concede habilidades especiales, que le diferencian de los seres humanos. Con la pubertad desarrolló la habilidad de generar ondas vibratorias. Puede dirigir dichas ondas hacia cualquier cosa que toque, o cualquier objetivo a distancia. De esta manera el objetivo puede vibrar o ser destruido, y los efectos pueden ser suaves o catastróficos, dependiendo de la intensidad con la que Julio utilice sus poderes. Generalmente, Julio canaliza dichos poderes a través de sus manos o dedos. Añadido a esto, posee una afinidad especial con la tierra, la cual se muestra como una especie de conciencia o conexión con el planeta.
 
HISTORIA
Julio Richter creció en una familia de contrabandistas de armamento en Méjico, pero sin ser consciente de sus crímenes hasta que acompañó a su padre Louis en un viaje de negocios a Costa Rica. Allí, fueron encarcelados erróneamente por la policía corrupta que servía al jefe criminal local, el Señor Esteban, uno de los clientes de Louis. Días después, Esteban se disculpó liberándolos, y compró un gran cargamento de armas de Louis, mientras el joven Julio lo observaba. Asustado y desilusionado, Julio comenzó a aislarse de su familia, enterrándose en la lectura y reimaginando a su padre como uno de los héroes sobre los que solía leer. Más adelante, Louis accedió a vender armas a Discordia, un mutante procedente del siglo XXXIX de Tierra-4935. Sin embargo, cuando Discordia no apareció, Louis decidió vender la entrega a la organización Hidra, para que la policía no pudiera descubrirle. Semanas más tarde, Discordia apareció para recoger su pedido. Al descubrir lo ocurrido, Discordia se enfureció atacando a Louis y sus hombres con sus poderes telequineticos. El joven Julio fue testigo de como Discordia desviaba una bala que Louis le había disparado, y que acabó con la vida de su padre.
Cuando sus poderes mutantes sísmicos se manifestaron, Julio destruyó accidentalmente tres manzanas de edificios, pero inicialmente era inconsciente de lo que había hecho. Poco después, escapó cansado de la vida criminal de su familia. Los miembros humanos de La Verdad le capturaron en California, informándole de su naturaleza mutante, y de que era responsable de la anterior destrucción. Otorgándole el nombre de Rictor, le torturaron en un intento de obligarle a destruir San Francisco, para declarar públicamente que se trataba de un terrorista mutante aliado con el equipo conocido como los X-Terminadores. En realidad los X-Terminadores eran el grupo Factor-X, que fingía cazar mutantes para luego entrenarles en el uso de sus poderes.
Factor-X logró rescatar a Julio y probar su inocencia y salvando la ciudad. Julio se unió a otros jóvenes mutantes entrenados por Factor-X. Cuando La Verdad regresó para capturar a los estudiantes, Julio se planteó suicidarse en lugar de enfrentarse a Cameron Hodge, líder de la organización, pero los chicos lograron escapar con la ayuda de Factor-X.
Junto a sus amigos, Julio se enfrentó a Infectia, liberó a una nave consciente del control de Apocalipsis, y luchó contra la Alianza del Mal. Eventualmente, Factor-X decidió enviar a sus estudiantes a un colegio interno, pero pronto lo abandonaron para enfrentarse a una invasión demoníaca adoptando el nombre antiguo de Factor-X, los X-Terminadores. Tras esto, la mayoría de ellos, incluyendo a Julio, se unieron a los Nuevos Mutantes, cuando estos pasaron a ser tutelados por Factor-X. Como miembro de los Nuevos Mutantes, Julio se enfrentó a la Fuerza de la Libertad, y evitó un plan de Hela para invadir Asgard. El interés romántico de Julio hacia su compañera Bum-Bum se desvaneció, cuando comenzó a mostrar interés hacia su nueva compañera Loba Venenosa. Cuando Moira, la madre de acogida de la joven, intentó llevarla de vuelta a Escocia, Julio destruyó su helicóptero para que Loba Venenosa permaneciera con ellos.
Cuando los Nuevos Mutantes encontraron a un nuevo tutor en Cable, del cual Discordia había sido clonado, Julio lo confundió con el asesino de su padre, pero mantuvo esa creencia en secreto. Julio se mostró en contra de la reorganización del equipo a manos de Cable, y tras una ardua sesión de entrenamiento, escapó a los túneles Morlock, donde se encontró con Dientes de Sable luchando contra Calibán. Dientes de Sable rajó el estomago de Julio, pero el joven hizo que el techo se colapsara sobre ambos. Cuando Cable y los Nuevos Mutantes le desenterraron, Julio accedió a permanecer con el equipo, y comenzó a respetar a Cable. Tras enfrentarse al viajero temporal de Tierra-811, Acab, Julio mató accidentalmente a uno de sus sabuesos, tras lo que decidió tener más cuidado en el uso de sus poderes. La relación entre Julio y Loba Venenosa progresó, pero fueron parte del equipo capturado por Genosha, un país que esclavizaba a los mutantes. El compañero de Julio, Warlock, sacrificó su vida para liberar a Julio y Bum-Bum, pero Loba Venenosa fue convertida en una esclava mutada sin mente propia.
Al descubrir que el ataque había sido orquestado por Cameron Hodge, convertido en una monstruosidad mecánica, los Nuevos Mutantes se unieron a la Patrulla-X y Factor-X en un contrataque, y Julio derribó un edifico entero sobre Hodge. Loba Venenosa se recuperó parcialmente, pero decidió permanecer a ayudar a reconstruir Genosha con Kaos, con quien había desarrollado un vínculo debido al proceso de mutación. Tras esto, Julio decidió abandonar los Nuevos Mutantes, que se restructurarían como Fuerza-X, para buscar a Loba Venenosa, pero no lo logró debido a que la joven ya había regresado a los Estados Unidos con Kaos.
Meses más tarde, Julio se había sumido en el rencor y el deseo de vengarse de Cable. Se unió a Arma PRIME, un equipo que trabajaba para SHIELD para capturar a Cable. El equipo atacó la base de Fuerza-X, y Julio se vio enfrentado a Bala de Cañón y Bum-Bum, hasta que la base se autodestruyó. Al descubrir que Cable había abandonado Fuerza-X, Julio se unió al equipo. Cuando Discordia intentó asesinar al Profesor-X, la Patrulla-X le confundió con Cable, al no saber que era su Cable.
La Patrulla asumió que Cable había intentado asesinar al Profesor con el apoyo de Fuerza-X. La Patrulla y Factor-X capturaron a Fuerza-X, reteniéndoles en la mansión hasta que la crisis acabara. Julio se rencontró con Loba Venenosa, miembro de Factor-X, pero la joven ya no estaba interesada en él. Una vez se descubrió que Discordia era el asesino, y este desapareció luchando contra Cable, Fuerza-X abandonó la Mansión.
El equipo acudió a la estación orbital de Cable, Graymalkin, donde se enfrentaron a SHIELD y Maquina de Guerra para obtener su tecnología. También lucharon contra los Externos y los Amigos de la Humanidad. Cuando Cable regresó con el equipo, Julio se sintió incomodo, pero al descubrir que Discordia era el responsable de la muerte de su padre, comenzó a cambiar de actitud. Julio comenzó una relación con su nuevo compañero Estrella Rota, un guerrero renegado del Mojoverso, y se unió a su equipo contra los Arribistas, con la ayuda de los Nuevos Guerreros. Al oír que su tío Gonzalo y primo Omar habían sido hospitalizados tras un cruce de armas, Julio regresó a casa acompañado por Cable y Domino. Mientras Julio hablaba con su madrastra, su familia comenzó a disparar sobre Cable al confundirle con Discordia. Julio puso fin a la confrontación y abandonó a su familia, decidiendo construir una vida mejor.
Seriamente herido por el robot Nimrod, perteneciente a la Última Esperanza de la Humanidad, Julio se recuperó a tiempo de enfrentarse a la amenaza de la Falange con Fuerza-X, Factor-X y Excalibur.
Tras esto, el equipo se estableció en el abandonado Mundo Asesino de Arcade, enfrentándose a Fuego Reinante poco después. Cuando esta base fue destruida, el equipo se trasladó a la mansión de la Patrulla-X, donde Cable les informó que comenzaría a trabajar con ellos mediante telepatía. Julio consideró que esto era intrusivo y abandonó el equipo. Julio se dirigió a casa para visitar a su familia, haciendo las paces con Cable en el aeropuerto, y dejando a Estrella Rota desolado.
Más adelante, Julio regresó para ayudar a Estrella Rota a descubrir la verdad de sus orígenes, misión que les llevó al Mojoverso donde se enfrentaron a Gog y Magog. Tras esto, Julio permaneció con Fuerza-X. Una ola temporal envió a Julio y parte del equipo atrás en el tiempo, donde se enfrentaron contra el Barón Strucker. De regreso, Julio ayudó al equipo contra Malekith, a encontrar a Riesgo, novia de Sendero de Guerra, y fue brevemente capturado por el programa gubernamental “Operación Tolerancia Cero”.
Julio regresó a Méjico para poner fin a las actividades criminales de su familia, y Estrella Rota le acompañó. Al investigar un informe que señalaba que su primo Ramón estaba traficando con drogas en Oaxaca, Julio fue capturado por el villano Arcade, quien le encerró en una habitación llena de Nitroglicerina para que no usara sus poderes. Arcade amenazó la vida de Julio, a no ser que Estrella Rota se enfrentara a Domino. Cuando la lucha finalizó, Julio fue liberado.
Julio y Estrella Rota ayudaron al mutante Hanrasha contra Martin Henry Strong, tras lo cual se separaron. Julio se unió a la Corporación-X en Paris, luchando contra Arma XII antes de abandonar dicho equipo.
Cuando la demente Bruja Escarlata provocó el “Día-M”, Julio fue uno de los muchos mutantes que perdió sus poderes. Contemplando suicidarse, Madrox lo evitó ofreciéndole un puesto de Factor-X, equipo que había reorganizado como agencia de detectives. A pesar de que Loba Venenosa era parte del equipo, Julio rechazó la oferta inicialmente, pero la misteriosa Layla Miller le manipuló sutilmente para que accediera a unirse. Factor-X investigó el “Día-M” para descubrir que la Patrulla-X había ocultado su origen, y un Mercurio sin poderes confesó su parte accidental en el evento.
Mercurio recuperó sus poderes gracias a las nieblas terrígenas de los Inhumanos, haciéndose con sus cristales, y estaba intentando enmendarse usándolas para restaurar los poderes de algunos mutantes. Mercurio tomó un interés especial en Julio, tentándole con restaurar sus poderes. Julio permitió que Mercurio restaurara sus poderes, pero se volvió contra él, quemando sus habilidades para purgar los cristales de su sistema. Sin embargo, cuando Julio se enfrentó al Aislacionista, que poseía todos los poderes mutantes activos, Julio resultó ser inmune a sus habilidades sin explicación alguna. Desesperado al verse sin poderes de nuevo, Julio logró recuperarse gracias al apoyo de Loba Venenosa, con la que retomó su antigua relación.
Tras el nacimiento del primer mutante tras el “Día-M”, numerosos grupos intentaron hacerse con este. Debido a que los escáneres ya no le detectaban como mutante, Julio se infiltró en los Purificadores, humanos que odiaban a los mutantes, con la identidad de Joaquín Murrieta, gracias al miembro Jim Taylor. Descubrió que los Purificadores no poseían al bebé, pero fue descubierto al ser reconocido en un ataque de los Cosechadores sobre los Purificadores por los Nuevos Hombres-X. Julio ayudó a calmar el pánico de Hada, miembro de los Nuevos Hombres-X, y esta fue capaz de teletransportar al equipo fuera de peligro. Desacreditado reclutar a Julio, Taylor fue expulsado de los Purificadores y buscó vengarse de Julio, contratando a Arcade. Loba Venenosa había perdido control sobre sus poderes, por lo que abandonó Factor-X para unirse a Fuerza-X, dejando una nota como explicación para Julio. Alterado, Julio cayó en la trampa de Arcade y Taylor, pero rescatado por su compañera Siryn. Tras esto, Julio se instaló con Factor-X en Detroit.
Julio y Fortachón se vieron forzados a buscar a su compañero Madrox, encontrándose conque uno de sus dobles vivía en Nueva Inglaterra como sacerdote. Durante el encuentro fueron atacados por Estrella Rota, poseído por fuerzas desconocidas. Una vez Estrella Rota fue liberado y reconoció a Julio, ambos se abrazaron besándose. Ambos comenzaron una relación con dificultades. Julio deseaba una relación monógama, mientras Estrella Rota se veía más interesado en una relación abierta. Las cosas se complicaron cuando Loba Venenosa reveló estar embarazada de Julio, cuando el verdadero padre era Hrimhari, el hombre lobo de Asgard. Sin embargo, Estrella Rota terminó por descubrir la verdad tras un encuentro con Hrimhari.
Aunque Julio se enfadó inicialmente por el engaño de Loba Venenosa, decidió ayudarla en lo que pudiera. Junto a miembros de Factor-X la protegió del ataque de varios demonios lupinos y felinos para que pudiera dar a luz, aunque la joven abandonó a su hijo aterrorizada por haber dado a luz a lo que consideraba una criatura demoníaca.
Cuando la Bruja Escarlata fue rescatada por los Jóvenes Vengadores, la Bestia la preguntó si podía invertir los efectos del Día-M. Julio se ofreció para que la Bruja Escarlata lo intentara sobre él, y el joven fue capaz de recuperar sus poderes mutantes. Tras esto, Loba Venenosa se mostró arrepentida. Julio y Estrella Rota la ayudaron a localizar a su hijo enfrentándose a Darwin y Vanora en el proceso.

1 comentario:

  1. Que maravilla!!!! Un mutante Mexicano!!! Que alegría!!!

    Daniel, un profundo agradecimiento por tu trabajo!!!

    Saludos desde México!!

    ResponderEliminar