Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

martes, 16 de marzo de 2010

SUPER SKRULL

NOMBRE EN INGLES
Super-Skrull
NOMBRE VERDADERO
Kl’rt
LUGAR DE NACIMIENTO
Planeta Tarnax IV (destruido), Sistema Tarnax, Galaxia de Andrómeda
AFILIACIONES
Frente Unido
OTROS ALIAS
Hombre Invencible, Capitán Héroe, Lon Zeling
FAMILIA
Sarnogg (Hijo, presumiblemente fallecido), Jazinda (Hija)
PRIMERA APARICIÓN
Fantastic Four # 18 (Septiembre, 1963)
CREADORES
Stan Lee & Jack Kirby

PODERES/HABILIDADES
Gracias a la ingeniería biónica desarrollada por los Skrulls, Kl’rt posee todos los poderes de los Cuatro Fantásticos originales: capacidad de estirar su cuerpo, control sobre el fuego y plasma con capacidad de vuelo, invisibilidad y creación de campos de fuerza, y gran fuerza y durabilidad. Puede utilizar todos estos poderes de manera individual, o al mismo tiempo. Añadido a estos poderes puede hipnotizar a sus víctimas de manera instantánea. Actualmente, su cuerpo intercepta la energía cósmica para alimentar sus poderes. Cuando están cargados al completo, puede superar a cada miembro individuales de los Cuatro Fantásticos.
Posee además las habilidades metamorfas características de la raza de los Skrulls, a lo que se añade la inusual capacidad de regenerar partes de su cuerpo. También puede sobrevivir en el vacío del espacio, y otros lugares hostiles, gracias a la combinación de las habilidades de su raza, y las que ha recibido de manera artificial.

HISTORIA
Kl’rt nació en el Mundo Trono Skrull, Tarnax IV, donde vivió sin el apoyo de una familia real hasta que ingresó en servicio militar. Dicho servicio no fue de ninguna forma excepcional, lo que provocó que fuera seleccionado para un programa de mejora. El programa había sido diseñado por el Emperador Skrull Dorrek VII, para crear un campeón con superpoderes que vengara al un intento de invasión en el Planeta Tierra, frustrado por el equipo conocido como los Cuatro Fantásticos. Kl’rt se convirtió en el gran éxito del programa, obteniendo los poderes del cuarteto, así como la habilidad de hipnotizar a sus oponentes. Estos poderes eran mejorados a través de un rayo de poder generado desde un asteroide en orbita a Tarnax IV.
Rebautizado como el Súper-Skrull, Kl’rt fue enviado a la Tierra, y el poder del rayo del asteroide fue enfocado allí a través de conductos del hiperespacio. Bajo las órdenes del Emperador, llegó a Nueva York, donde reclamó el planeta en nombre de Dorrek. Kl’rt logró derrotar a los Cuatro Fantásticos sin dificultad, pero les permitió escapar. Esto le dio tiempo a su líder Mister Fantástico, para descubrir el rayo que activaba sus poderes, y bloquearlo. Con sus poderes neutralizados, el Súper-Skrull quedó atrapado bajo una isla en el norte del Atlántico. Los Skrulls descubrieron lo que había pasado, y el rayo fue ajustado para reactivar los poderes de Kl’rt. Este regresó a Nueva York, donde capturó al Doctor Franklin Storm, padre de la Chica Invisible y la Antorcha Humana, al que envió a Tarnax. Tras esto se hizo pasar por él, adoptando la identidad del Hombre Invencible, y realizó numerosos actos de sabotaje. Mister Fantástico fue capaz de deducir su verdadera identidad, lo que provocó que el Emperador Dorrek enviara al Doctor Storm de vuelta a la Tierra antes de arriesgar otra derrota. Tras este incidente, se le ordenó al Súper Skrull que regresara a Tarnax. Sin embargo, el Emperador Dorrek le vio como una amenaza debido a sus poderes, y le exilió para patrullar las fronteras del Imperio. Durante ese tiempo, Kl’rt conoció al Dios Asgardiano Loki, que le controló y envió de regreso a la Tierra para que se enfrentara a Thor, que le derrotó sin problemas.
Cuando se detectó la presencia de un extraterrestre Kree, rivales de los Skrulls, en la Tierra, Dorrek decidió enviar al Súper-Skrull para que investigara. Dorrek le ofreció a Kl’rt, que deseaba casarse con su hija Anelle, cualquier premio si determinaba las razones por las que aquel Kree se encontraba en la Tierra, y le amenazó con el destierro si fracasaba. En la Tierra, Kl’rt se enfrentó al Kree Mar-Vell, conocido como el Capitán Marvel, pero no logró descubrir los motivos por los que había sido enviado a la Tierra, en parte por que había llegado al planeta por decisión propia, y el Capitán logró escapar. Kl’rt intento hacerse con un Centinela Kree como prueba, el Capitán Marvel intervino reflectando su poder de hipnosis para ordenarle que partiera al espacio. Tras este fracaso, el Emperador Dorrek le envió a un destino militar poco conocido, donde sirvió bajo el General N’ala. Cuando la Guerra Kree-Skrull resurgió, el Súper Skrull participó de manera heroica en la Batalla de Harkoon, llevando a las tropas a la victoria tras la muerte del General N’ala. Tras esto, Kl’rt se casó con una condesa del antiguo planeta Zaragz’na, lugar de nacimiento de dios de la guerra Skrull Sl’gur’t. Con ella tuvo un hijo, Sarnogg, y una hija, Jazinda, pero Kl’rt no tardó en ser reclutado de nuevo para la guerra.
La creciente popularidad del Súper Skrull, y su creciente poder, provocó que el Emperador acabara por desearle muerto. El programa detrás del desarrollo y mantenimiento del Súper-Skrull habían dejado al Imperio en la bancarrota, y Dorrek era culpado por ello. Por ello, Kl’rt fue enviado a la Tierra con una serie de misiones imposibles como capturar o destruir al Capitán Marvel, los Vengadores y los Inhumanos. Aunque logró capturar Mercurio y la Bruja Escarlata, y al Capitán Marvel, fracasó en su intento de destruir a los Inhumanos. Al regresar a Tarnax, Dorrek ordenó a la milicia que le destruyeran, pero Kl’rt logró sobrevivir, y comenzó sentirse inquieto bajo las ordenes de Dorrek. Cuando Kl’rt presenció como la princesa Annelle desarrollaba afecto hacia el Capitán Marvel, se negó a ayudarles contra el Emperador, pero les dio tiempo para escapar haciéndose pasar por el Capitán Marvel en prisión. Tras descubrir que el Emperador le deseaba muerto, decidió escapar del Imperio Skrull.
El científico Skrull Skrogg, reclutó a Kl’rt al servicio de Thanos, y ambos intentaron acabar con el Capitán Marvel en la Tierra acabando con su salud mental. Aunque logró permanecer cuerdo, el Capitán Marvel fue capturado. Cuando Thanos partió, dejó a Kl’rt al mando de sus fuerzas. Sin embargo, el Capitán Marvel logró escapar y derrotar a Kl’rt. Atrapado en la Tierra, manipuló a una banda de ladrones para hacerse con sueros astroquímicas que incrementaran su fuerza. También se hizo con poderosa arma llamada el captura-almas, que el Súper Skrull esperó le ayudara a incrementar sus habilidades. La interferencia de Tigra y Lobo Rojo, provocó que Kl’rt quedara atrapado dentro del Captura-Almas, pero Tigra llevó el arma al Edificio Baxter, residencia de los Cuatro Fantásticos. Allí, durante una batalla, Kl’rt fue liberado accidentalmente. Intentando utilizar la tecnología del cuarteto para abandonar la Tierra, detecto un cristal que era empleado para viajes en el espacio. Al intentar robarlo, se enfrentó a Spiderman, la Antorcha Humana y Miss Marvel, que activó el cristal transportándole de vuelta a Tarnax, pero en una forma de energía incorpórea. Permaneció de este modo, hasta que Galactus devoró el planeta Tarnax y fue transportado de vuelta a la Tierra, donde su forma energética quedó atrapada en el Cinturón Van Allen. Un equipo de científicos en Canadá, detectó dicha energía y le devolvió su forma física de manera accidental. Sin embargo, la radiación le produjo leucemia y enormes dolores. Asesinó a todos los científicos, y se enfrentó al héroe canadiense Sasquatch, hipnotizándole para que creara un nuevo transmisor para enviarle a casa, sin saber que ya no existía. Sasquatch se liberó de su control, y le atrapó de nuevo en los Cinturones Van Allen.
El hechicero de K’un-L’un, Khan, se enteró de el estado del Súper-Skrull y reestableció su forma física, ofreciendo curarle del daño de la radiación a cambio de que le ayudara a destruir al héroe Puño de Hierro. Kl’rt estuvo de acuerdo, y Khan le controló mentalmente para que se creyera ser un chico de doce años llamado Bobby Wright, abandonado por su madre, y que había ido de casa en casa, hasta ser infectado por una espora de un meteorito extraterrestre, que le había dado grandes poderes, pero al mismo tiempo leucemia. Como Bobby, adoptó el nombre de Capitán Héroe, e intentó unirse a los Héroes de Alquiler. Para impresionarles se enfrentó a ellos, pero fue derrotado y llevado al Proyecto Pegaso, para que encontraran una cura para él. Cuando el Capitán Héroe mató a un impostor que se hacía pasar por Puño de Hierro, rompió el control mental de Khan, pero este le traicionó y transportó de nuevo a los Cinturones Van Allen.
En la ausencia de Kl’rt, los Skrulls perdieron su habilidad de cambiar de forma, y el Imperio no solo seguía en guerra contra los Kree, sino que sufrió una civil. La Emperatriz S’Byll envió a un agente llamado Krat a la Tierra para liberar a Kl’rt. Aunque Krat pereció, el Súper Skrull fue liberado y curado de sus dolencias. Los Eternos, en colaboración con el Alto Evolucionador, lograron capturar a Kl’rt y Estela Plateada para estudiar su estructura genética, pero ambos cooperaron para escapar. Tras esto, Estela le puso al día sobre los últimos acontecimientos del Imperio Skrull, y le indicó que era el único que mantenía la capacidad de cambiar de forma, y que tal vez poseía los medios para que su raza recuperara sus habilidades. Kl’rt utilizó la nave de Krat para regresar al Imperio y servir a S’Byll, logrando llevar a los Skrulls a su primera victoria en mucho tiempo contra los Kree, en el Sistema Calexo. Cuando S’Byll fue traicionada en un intento de aliarse con los Badoon, Kl’rt solicitó la ayuda de Estela Plateada, pero no le reveló que los Badoon ayudaban a los Kree hasta que fueron derrotados. Al romper su promesa de neutralidad, Estela provocó que los Kree atacaran su planeta natal Zenn-La. El Súper Skrull lideró a la armada Skrull para ayudar a Zenn-La, y expulsó a los Kree. Kl’rt y Estela combinaron sus esfuerzos para otorgar a S’Byll el poder de restaurar los poderes metamorfos de los Skrulls. Tras esto, Kl’rt y S’Byll se hicieron amantes. El Súper Skrull la defendió de amenazas como el Extraño, que acabó por capturarla para estudiar sus nuevos poderes. El extraterrestre, Capitán Reptyl, la rescató intercambiando a su tripulación por ella. Reptyl le ofreció su ayuda contra los Kree, y S’Byll considerando su ayuda necesaria, solicitó a Kl’rt que fingiera derrota ante él, para que culpara su puesto en el consejo de guerra, y en la cama de S’Byll. Kl’rt fingió su muerte, pero se sintió humillado y sin honor. No logrando superar esto, decidió desobedecer a S’Byll y enfrentarse a Reptyl de nuevo, estando a punto de matarle. Tras esto se presentó a la Emperatriz esperando la muerte, pero esta disminuyó su rango, y le puso bajo las ordenes del Comandante K’Targh, Su esposa no asimiló su perdida de rango, y solicitó la separación, prohibiéndole ver a su hijo.
K’Targh le asignó la misión de acceder a los poderes que el humano Rick Jones había mostrado durante la Guerra Kree-Skrull, pero la Masa intervino derrotando al Súper-Skrull, y destruyendo su nave, lo que le dejó atrapado de nuevo en la Tierra. Kl’rt decidió asumir el aspecto de Puño de Hierro, dado por muerto, y fingió su espectacular reaparición, controlando la Corporación Rand-Meachum. Kl’rt le ofreció a Ward Meachum la mano de la hermosa Skrull Tenelle, así como control sobre su planeta, a cambio de sus servicios como aliados. Ambos conspiraron para utilizar los recursos de la Corporación, junto a la tecnología extraterrestre de los Nuwalli, usada en la Tierra Salvaje, para destruir la Tierra. Kl’rt hipnotizó a Ka-Zar y Joy Meachum para que le sirvieran, y estuvo a punto de triunfar, hasta que Namor intervino. La aliada de Namor, Phoebe Marrs, convenció de Ward de que Tenelle no era hermosa según los estándares humanos, y Kl’rt le tuvo que matar cuando intentar destruir la tecnología Nuwalli. Sin embargo, Namor logro destruirla, y el Súper Skrull regresó al Imperio Skrull.
Cuando los Kree entraron en guerra contra el Imperio Shi’ar, Kl’rt se unió a un equipo que había robado una Nega-Bomba de los Shi’ar. A pesar de las interferencias de Kismet y Quasar, el Súper Skrull condujo la bomba hasta el planeta natal de los Kree, donde logró detonarla, y que los Kree culparan a los Shi’ar. Más adelante, cuando el Imperio Skrull cayó bajo el control de la pacifista conocida como la Diosa, Kl’rt fue uno de los pocos que no resultaron afectados, y la buscó desobedeciendo ordenes. Terminó por aliarse de nuevo con Thanos para impedir una guerra santa intergaláctica capturando a un Oráculo Sabiduría antigua. Junto a Geatar, el Hombre de Titanio, Rino, y Nitro, se hizo con el Oráculo, pero fue traicionado por Thanos, que abandonó a todos en el planeta del Oráculo. Juntos cooperaron para escapar, aunque Kl’rt resultó herido de gravedad y fue rescatado por Geatar. Cuando Estela Plateada les encontró y exigió que le permitieran arrestar a Geatar, el Súper Skrull intentó defenderle, pero Geatar optó por entregarse. El Súper Skrull regresó al servicio de S’Byll. Cuando desobedeció las órdenes de su comandante y de la Emperatriz, enfrentándose a Estela Plateada, esta le destituyó. Kl’rt terminó sirviendo a Inteligencia el equivalente Skrull a la Inteligencia Suprema Kree, en el planeta Skrell. Esta le envió de regreso a la Tierra para acabar con la chica llamada Kelly Kooliq, que tenía la capacidad de alterar la realidad. Kl’rt la encontró demasiado valiosa, y la llevó ante la Inteligencia a pesar de la interferencia de varios héroes. Después de que Kelly anulara sus propios poderes, la Inteligencia expulsó a Kl’rt por su desobediencia.
Cansado de la política Skrull, Kl’rt regresó a la Tierra, donde adoptó una nueva identidad humana como Lon Zeling, un experto en efectos especiales para películas. A pesar que distintos Emperadores enviaron asesinos para acabar con él, logró permanecer con dicha identidad por un tiempo. Cuando se cansó se infiltró el Edificio Baxter para acceder a tecnología que le mostrara el estatus del Imperio Skrull. Los Cuatro Fantásticos le derrotaron y atraparon en la prisión de la Zona Negativa. Eventualmente escapó, y un contacto Skrull le comunicó que el hijo ilegitimo de Anelle y Mar-Vell residía en la Tierra. Dándose cuenta de que ese era el Emperador legítimo del Imperio, Kl’rt intentó reclutarle descubriendo que se había convertido en Hulkling, miembro de los Jóvenes Vengadores. Los Kree intervinieron, y cuando Hulkling se negó a acompañar a ninguna de las razas, Kl’rt decidió servir a su Emperador tomando su forma y acompañando a los Kree.
Cuando el gobernante de la Zona Negativa, Annihilus, y su Ola de Aniquilación atacaron el Imperio Skrull, Kl’rt abandonó su disfraz para ayudar a su raza. Annihilus logró acabar con el Planeta Ak’slo, Kl’rt solicitó la ayuda de la Comandante S’Bak para enfrentarse a la amenaza, pero esta se negó temiendo una perdida de tropas que la dejaría en desventaja contra sus rivales. Irritado por su falta de honor, Kl’rt la atacó, pero se vio forzado a escapar con la ayuda de un mecánico llamado R’Kin, cuyo padre le había ayudado. Cuando la Ola de la Aniquilación se preparó para atacar el planeta donde sus hijos residían, Kl’rt recibió la ayuda de Mister Fantástico, que le ayudó a entrar en la Zona Negativa, donde consiguió información para acabar con el armamento de la Ola. Sin embargo sus métodos radicales espantaron a R’Kin, que le traicionó arruinando las oportunidades de salvar el planeta de su familia.
Pensando que su hijo había fallecido, el prisionero Súper Skrull utilizó sus poderes hipnóticos para escapar y liberar al resto de los soldados que habían sobrevividos. Kl’rt utilizó las energías singulares de Praxagora, única superviviente de una raza robótica, para auto detonarse, y destruir el arma de Annihilus. Praxagora transportó los restos, aparentemente sin vida, de Kl’rt al planeta Daedalus V, donde las fuerzas de Annihilus se enfrentaban a la resistencia del Frente Unido. Cuando el Kree Ronan se enfrentó al Xandariano Señor del Fuego, y al oficial de Annihilus Ravenous, las energías despedidas por los tres revitalizaron el cuerpo de Kl’rt. Este escapó de de Daedalus y acompañó a Ronan y Praxagora para convencer al Imperio Kree para que interviniera. En la capital Kree, el planeta Hala, descubrieron que la casa regente de dicho imperio había realizado una alianza con Annihilus, según la cual no interferirían a cambio de derechos sobre la rutas espaciales de comercio con protección. Kl’rt y Praxagora ayudaron a Ronan a acabar con la casa regente de los Fiyeros, y Ronan asumió el mando ayudando a terminar con la presencia de las fuerzas de Ravenous en el Planeta Hala.
Mientras se reconstruían las defensas de Hala, el Emperador Ronan organizó un celebración en la cual otorgó honores a los héroes de la Guerra de la Aniquilación, incluyendo a Kl’rt y Praxagora. Fue entonces cuando un grupo de la raza tecno-orgánica conocida como la Falange, liderados por el robot terráqueo Ultron, logró hacerse con el control de la Red de seguridad Kree, aislando al Imperio y comenzando a convertirles en miembros de la Falange. Kl’rt y Praxagora fueron capturados, y se instaló en ellos los módulos que habían de convertirles en miembros de la Falange. En prisión conocieron al Kree conocido como Wraith que les liberó mientras él mismo escapaba. Kl’rt ayudó a evitar que la Falange utilizara los restos sin vida de la Inteligencia Suprema Kree para lavarle el cerebro a los Kree que aún no habían sido convertidos. Tras esto, Ronan les condujo al Planeta Kree-Lar para intentar diseñar un plan que liberara a los Kree de la Falange. Ultron se enfrentó a ellos, y acabó con Praxagora convirtiéndola en una bomba viviente, pero Kl’rt usó un campo de fuerza para proteger al resto, y Ultron acabó siendo derrotado por Wraith, Quasar, y Adam Warlock.
Todas estas experiencias provocaron que Kl’rt terminara convirtiéndose en un agente independiente, al perder la fe en cualquier causa originada por movimientos políticos que consideraba cortos de miras. Al descubrir que la nueva Emperatriz Skrull Veranke había formado un movimiento religioso utilizando a Skrulls dotados de superpoderes como soldados, Kl’rt se infiltró en uno de sus equipos de asalto para descubrir sus verdaderas intenciones. Pero al descubrir que dicho equipo tenía la misión de matar a su antiguo aliado Nova, el Súper Skull acabó con sus miembros para salvarle. Ambos se dirigieron a la Tierra al saber que esta estaba amenazada por una invasión liderada por Veranke, y colaboraron para frustrarla. Durante la invasión, se enfrentó a Hulka y logró reunirse con su hija Jazinda, a la que salvó.

1 comentario:

  1. excelente! te felicito x tu blog hace tiempo no me envolvia con la magia de los comic, un saludo desde mexico!!

    ResponderEliminar