Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

martes, 13 de noviembre de 2012

PUÑO DE FUEGO

NOMBRE EN INGLES
Firefist
NOMBRE VERDADERO
Russell Collins
LUGAR DE NACIMIENTO
Tulsa, Oklahoma, Estados Unidos
AFILIACIONES
X-Terminadores, Nuevos Mutantes, Frente de Liberación Mutante, Acólitos
OTROS ALIAS
Rusty, Agente Jones
FAMILIA
George (Tío), Ted (Tío)
PRIMERA APARICIÓN
X-Factor # 1 (Febrero, 1986)
CREADORES
Bob Layton & Jackson Guice
  
PODERES/HABILIDADES
Rusty es un mutante nacido con una estructura genética que le concede habilidades especiales, que le diferencian de los seres humanos. Con la pubertad desarrolló la capacidad de generar y manipular  el calor y el fuego psiónicamente. El fuego que genera comienza en forma de llamas que emanan de su propio cuerpo, pero también es capaz de generar fuego en otro lugar, así como disparar chorros flamígeros de una localización a otra. Una vez el fuego se prende, puede controlar su tamaño, forma e intensidad con gran precisión, y es capaz de manipular mentalmente su movimiento.
  
HISTORIA
El padre de Rusty Collins era un miembro de la marina que falleció en combate, y el deseo de su madre antes de morir era que Rusty creciera para convertirse también en marino. Huérfano, Rusty pasó gran parte de su juventud trabajando en la tienda de Hardware de su tío Ted, algo que odiaba profundamente.
Ted no sentía cariño hacia su sobrino, al que a menudo se refería como un quejica. Ansioso por librarse del muchacho, Ted ayudó a Rusty a alistarse en la marina a la edad de dieciséis años, a pesar de ser menor, esperando que eso le convirtiera en un hombre. Por su parte, Rusty solo esperaba poder vivir a la altura del ejemplo heroico de su padre.
A la edad de diecisiete años, Rusty era marino en la fragata médica USS Essex, la cual fondeó en San Diego tras meses en el mar. Durante un permiso, el superior de Rusty, Fisher, insistió en llevar al joven a tomar algo, y presionó para mantuviera relaciones con su antigua amante Emma La Porte. El tímido e inexperto Rusty se sintió violento cuando Emma le llevó a un callejón y comenzó a besarle. Esto desató los poderes mutantes de Rusty, que explotó en llamas, quemando a Emma, y siendo arrestado después por las autoridades navales. Por su parte, y odiando a los mutantes, Fisher juró venganza
Rusty fue encerrado en una instalación naval de máxima seguridad, mientras las autoridades se preparaban para realizarle pruebas médicas, al percatarse de que era probable que no hubiera hecho daño a Emma conscientemente. Sin embargo, Fisher no creía en la inocencia de Rusty e intentó dispararle en su celda, pero ante la amenaza, los poderes de Rusty se desataron de nuevo, y escapó al crear una bomba de fuego gigante que atravesó la pared de la celda. Asustado, el muchacho escapó haciendo arder la mitad de la base cuando las autoridades intentaron capturarle de nuevo.
Temiendo que Rusty revelara su intento de ejecutarle, Fisher contrató al equipo de cazadores de mutantes Factor-X, sin saber que en secreto eran un equipo de mutantes, con la misión de encontrar, rescatar y entrenar a otros mutantes.
Estos cambiaron de uniformes como Ángel, Bestia, Cíclope, el Hombre de Hielo y la Chica Maravillosa, e intervinieron en la batalla de Rusty con sus policías perseguidores, fingiendo ser mutantes radicales para rescatarle. Tras encargarse de los militares, Factor-X localizó a Rusty en una caverna, calmándole y tomando custodia del muchacho. Temiendo que Rusty fuera liberado o hablara con la policía, Fisher accedió a que el equipo tomara custodia del muchacho. Factor-X procedió a explicarle su tapadera, ofreciéndose a entrenarle en el uso de sus poderes, y este accedió.
El temor de volver a dañar a alguien, y con dificultad para aceptar el hecho de ser mutante, Rusty fue un estudiante con problemas iniciales. Estas tensiones se agravaron cuando Rusty insultó a un nuevo estudiante llamado Artie Maddicks, un joven cuyos poderes le habían dejado un rostro deforme que incomodaba a Rusty. Rusty decidió escapar, con la esperanza de que su tío George le ocultara en su granja de Iowa, pero la mutante criminal conocida como Frenesí le interceptó, intentando obligarle a formar parte de la Alianza del Mal. Rusty se negó, y Factor-X logró rescatarle cuando Artie les ayudó a localizarle. Rusty reasumió su entrenamiento disculpándose con Artie, y ambos se convirtieron en buenos amigos.
Con el tiempo, Rusty comenzó a ser capaz de controlar sus poderes. Ocasionalmente, Rusty ayudó a Factor-X en sus misiones, en una haciéndose pasar por el Agente Jones, para fingir un enfrentamiento entre Factor-X, y su identidad de mutantes rebeldes, los X-Terminadores. Cuando la Fuerza de la Libertad de Mística intentó arrestar a Rusty, buscado por deserción y haber herido gravemente a Emma La Porte, la mutante Desliza, miembro de los Morlocks, le ayudó a escapar. La atracción entre ambos fue inmediata, y comenzaron una relación difícil, pues la joven tenía problemas para desactivar su campo de fuerza, poder mutante de Desliza.
Sintiéndose culpable por el accidente con Emma La Porte, Rusty realizó un trato con el demente Morlock llamado Máscara para que restaurara su belleza, a cambio de dejarse deformar por él. Rusty se encontró con Emma, que no solo le perdonó, sino que le agradeció el accidente, pues este la había ayudado a encauzar su vida a través de la religión.
Máscara restauró la belleza de Emma, pero cuando esta se percató del trato que Rusty había realizado, lo anuló. Emma volvió a quedar desfigurada, y Rusty recuperó su rostro normal. Rusty deseaba perseguir a Máscara para que restaurara de nuevo a Emma, pero esta se negó, asegurando que era feliz tal y como estaba. Con el tiempo, Desliza aprendió a controlar sus poderes, y su relación con Rusty se afianzó.
Rusty y Desliza también se hicieron grandes amigos de sus compañeros en entrenamiento Artie, Bum-Bum, Sanguijuela y Rictor. Los seis compartieron varias aventuras, llegando a ser cruciales cuando Factor-X, ya sin su tapadera de cazadores de mutantes, liberó a una Nave consciente del control de Apocalipsis, y esta se convirtió en su nueva base. También ayudaron a Factor-X contra el demente Cameron Hodge y su organización La Verdad, Infectia, los extraterrestres Xartans y la Alianza del Mal. Cuando la identidad de Rusty fue hecha publica, este se negó a cumplir la Ley de Registro de Mutantes, dispuesto a enfrentarse a cualquier cargo del pasado.
Se entregó a las autoridades en la Prisión Naval de Portsmouth, con la esperanza de que su caso, hecho publico, cambiara la opinión general sobre la ley. Sin embargo, Desliza y sus compañeros se vieron obligados a liberarle al saber que no tendría un justicio justo, y al necesitar su ayuda para rescatar a Artie, Sanguijuela, y su nuevo amigo Genio de las garras del demonio N’astirh.
El grupo adoptó el antiguo nombre de Factor-X, X-Terminadores, para rescatarles, enfrentándose a una invasión de demonios sobre la ciudad de Nueva York con ayuda de los Nuevos Mutantes. Tras la aventura, el grupo se unió a los Nuevos Mutantes, que pasaron a estar bajo la protección de Factor-X.
Rusty recibió una licencia para permanecer con Factor-X, hasta que su juicio tuviera lugar. Cuando los Nuevos Mutantes se vieron enfrentados con la diosa Asgardiana de la muerte, Hela, la Fuerza de la Libertad intentó arrestar a Rusty con acusaciones falsas. Cuando Desliza intentó impedirlo, la joven fue capturada junto a Rusty por resistir al arresto. Aprisionados permanentemente sin oportunidad de fianza o juicio, la pareja escapó durante el enfrentamiento entre el Buitre y Nitro. La pareja les derrotó, pero volvió a ser arrestada por la Fuerza de la Libertad. Cuando el terrorista Discordia envió al Frente de Liberación Mutante a rescatar a la pareja, esta decidió acompañarles a regañadientes, temiendo por su seguridad en su arresto. Por su parte, los Nuevos Mutantes fueron reorganizados como Fuerza-X por el mutante Cable.
Rusty y Desliza sufrieron un lavado de cerebro mediante implantes neurales, convirtiéndose en miembros fanáticos del Frente de Liberación Mutante. Junto a este equipo se enfrentaron a la Patrulla-X, Factor-X y Fuerza-X. A pesar de esto, cuando Rusty y Desliza fueron capturados, las autoridades no alzaron cargo alguno sobre ellos, al comprobar que aun sufrían de su lavado de cerebro, y que sus derechos fundamentales habían sido violados anteriormente. Cuando los Amigos de la Humanidad intentaron capturarles, Fuerza-X rescató a la pareja. Poco después, Magneto liberó a Rusty y Desliza de sus implantes, liberándoles de su lavado cerebral. Agradecidos, y hartos de ser perseguidos, Rusty y Desliza se unieron a los Acólitos de Magneto en la estación especial de Avalon. Con el tiempo, comenzaron a arrepentirse de su decisión, considerando abandonar a los Acólitos. En ese momento, el mutante Holocausto atacó Avalon, destruyendo la estación, y asesinando a Rusty en el proceso, mientras Desliza fue rescatada por Cíclope y Fénix. Mucho tiempo después, la mutante Selene resucitó a Rusty y otros mutantes como zombies tecno-orgánicos para atacar a la Patrulla-X. Durante ese ataque, Rusty asumió la identidad de Puño de Fuego. Sin embargo, cuando Selene fue derrotada, sus zombies regresaron a los brazos de la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario