Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

martes, 4 de octubre de 2011

LOBA VENENOSA

NOMBRE EN INGLES
Wolfsbane
NOMBRE VERDADERO
Rahne Sinclair
LUGAR DE NACIMIENTO
Ullapool, Ross and Cromarty, Escocia
AFILIACIONES
Nuevos Mutantes, Infernales, Factor-X, Excalibur, Paragons, Fuerza-X
OTROS ALIAS
Grimfang, Mutada 490, Reina Rain de Geshem
FAMILIA
Reverendo Craig (Padre, fallecido), Moira MacTaggert (Madre adoptiva, fallecida)
PRIMERA APARICIÓN
Marvel Graphic Novel # 4: The New Mutants (Octubre, 1982)
CREADORES
Chris Claremont & Bob McLeod

PODERES/HABILIDADES
Rahne es una mutante nacida con una estructura genética que le concede habilidades especiales, que la diferencian de los seres humanos. Con la pubertad desarrolló la habilidad de transformarse en loba, en cualquier punto de dicha metamorfosis. En cualquiera de estos estados mantiene su inteligencia, pero cuanto más lupina se vuelve, más intensos son sus instintos animales.
Posee un factor de curación avanzado, y sus cinco sentidos están desarrollados al máximo. Su fuerza esta incrementada sin llegar a niveles superhumanos, al igual que su velocidad. Sus dientes y garras afiladas son letales en combates a corta distancia.

HISTORIA
El Reverendo Craig, perteneciente a la religión presbiteriana, siempre mantenía una actitud dispuesta a juzgar al prójimo sin tener en cuenta sus propios pecados. Fue el padre de una hija ilegitima, Rahne Sinclair, cuya madre falleció en el parto. Sin admitir nunca el ser su padre, crió a Rahne, recordándole constantemente que era producto del pecado, que cada impulso era un pecado, y que su buen comportamiento era la única posibilidad de redención de su fallecida madre. Rahne creció desarrollando una personalidad tímida e introvertida. La única persona que le dedicó afecto y amor fue la Doctora Moira MacTaggert, que había detectado una matrix anómala en el ADN de la joven al ayudarla a nacer. Moira la observaba a menudo, y a veces la cuida con la aprobación reticente del reverendo. A la edad de catorce años, Rahne desarrolló el poder mutante de transformarse en loba. Su primera transformación fue observada por el Reverendo Craig, que la consideró poseída por el diablo, y la persiguió con una chusma enfurecida. Rahne se encontró con Moira que la protegió de la chusma, convirtiéndose en su guardiana legal, y llevándola a la escuela para mutantes del Profesor Charles Xavier en Estados Unidos. Allí, Rahne se convirtió en la segunda recluta de los Nuevos Mutantes, con el nombre código de Loba Venenosa.
Sin haber tenido amigos durante toda su niñez, Rahne no tardó en establecer lazos emocionales con el resto de los Nuevos Mutantes. En particular se hizo amiga de Danielle Moonstar, cuyo enlace psíquico con los animales hizo que tuviera un vínculo telepatico con la joven. Habiendo aprendido del reverendo que el romanticismo era un pecado, Rahne se sintió más a gusto luchando contra amenazas como los Centinelas y el Nido, que lidiando con su atracción hacia su compañero Sam Guthrie, Bala de Cañón. Encontrándose más a gusto en su forma lupina, Rahne consideró durante un tiempo el permanecer en forma de loba, pero no lo hizo temiendo que esto probara que el demonio estaba dentro de ella realmente. A pesar de sus inseguridades, Rahne se convirtió en el corazón del equipo. Cuando el grupo conoció al alienígena Warlock, y al animal mutado Cabeza de Chorlito, fue Rahne quien empujó al equipo a extender una mano amiga. Poco a poco, y con el cariño de Moira, Rahne llegó a considerarla su madre. Poco después de rescatar a su compañera Karma de las garras del Rey Sombra, los Nuevos Mutantes fueron capturados por la Encantadora bajo las ordenes de Loki. En Asgard, Rahne conoció al Lobo Príncipe Hrimhari, con la capacidad de adquirir forma humanoide. Ambos se enamoraron, pero terminaron por separarse cuando el equipo regresó a la Tierra. Más adelante, Rahne comenzó una relación con su compañero Cifra, que finalizó cuando este sacrificó su vida por ella. Rahne cayó en la desolación, considerándose responsable de la muerte del joven. Cuando su compañera Magik perdió el control de su lado demoníaco, provocando una invasión de demonios sobre Nueva York, Rahne no cejó en apelar a su lado humano, consiguiendo que la muchacha regresara a la edad anterior a su corrupción a manos de demonios. Los Nuevos Mutantes regresaron a Asgard para evitar que la diosa de la muerte, Hela, utilizara a las valquirias para conquistar el reino y matar a Odín, Rahne se reencontró con Hrimhari brevemente. Sin embargo, tras la misión Danielle permaneció en Asgard, lo que provocó una gran perdida para Rahne. Su compañero Rictor intentó consolarla, y durante el proceso ambos compartieron una atracción mutua, a pesar de que la timidez de la joven no les permitió ir más allá de un beso. Fue Rictor quien convenció a Moira para que dejara que Rahne permaneciera con el equipo, cuando esta intentó llevársela a la Isla Muir. A cambo de esto, Rahne le convenció para que permaneciera cuando Cable se encargó de dirigir al equipo.
En la Tierra alternativa conocida como Geshem, una profecía mantenía que la Princesa Rain, contrapartida de Rahne, moriría a manos de una bestia. El malvado Magnus atrajo a Lobezno de la realidad de Rahne para llevar a cabo el asesinato. El mago de la realidad intercambió a Rain con Rahne, para que esta fuera la que falleciera si la profecía se cumplía. Los poderes de Rahne la ayudaron a resistir contra Lobezno lo suficiente para liberarle del control de Magnus, y cuando Lobezno acabó con él, el Mago envió a Rahne y Lobezno de regreso a su realidad. Poco después, Rahne, Rictor, Warlock y Tormenta fueron capturados por los Magistrados de Genosha, isla que esclavizaba a los mutantes. Warlock fue asesinado, y Rahne fue modificada genéticamente, por orden de Cameron Hodge, para convertirse en una esclava mutada sin mente, logrando transformarse aumentando sus proporciones drásticamente. Sin embargo, sin que Hodge lo supiera, el Geneingeniero alteró el proceso para que fuera reversible. Cuando una alianza de mutantes liberó a los prisioneros, Tormenta restauró parcialmente la personalidad de Rahne, y esta ayudó a derrocar el régimen de Genosha, aunque no se logró acabar con todo el daño. Rahne descubrió que no podía recuperar su forma humana sin volver a convertirse en una mutada sin mente, mientras que su forma lupina era más fuerte, pero menos fácil de controlar. También había sido programada para tener un vínculo con el mutante Kaos, que había sido manipulado para ser un magistrado brevemente. Por ello, Rahne decidió quedarse con él para ayudar en la reconstrucción de Genosha, y los Nuevos Mutantes partieron sin ella, quedando Rictor desconsolado. Semanas más tarde, Val Cooper le pidió a Kaos que liderara el equipo gubernamental Factor-X. Rahne se unió al equipo junto a Polaris, el Hombre Múltiple, Fortachón y Mercurio. Sin embargo su vínculo con Kaos provocó que Rahne desarrollara hostilidad contra su novia Polaris. En una misión en Trans-Sabal, Rahne perdió el control y mató a un hombre que apuñaló a una mujer que la ayudaba. Preocupada por su condicionamiento, Rahne le pidió a Moira que intentara anularlo, pero descubrió que no podía mantenerse alejada de Kaos en Isla Muir para someterse al tratamiento. Poco después, la mutante predicadora de la nueva era llamada Refugio uso sus poderes sanadores para restaurar a Rahne completamente.
Rahne permaneció con Factor-X durante un tiempo, más, pero tras el intento de invasión a manos de la Falange, y la aparición del ser llamado Douglock, que todos pensaban podía ser Cifra (aunque en realidad era Warlock), se trasladó a la Isla Muir. Moira se había convertido en la primera humana en contraer el Virus del Legado que asesinaba mutantes, por lo que Rahne quiso estar cerca de ella. Se unió a Excalibur, equipo al que Douglock se había unido. Durante ese periodo regresó a Geshem, convocada por la contrapartida del Profesor X Shaman. Este le pidió que se hiciera pasar por la Reina Rain, mientras los defensores se encargaban de capturar una bestia que aterrorizaba el reino. Rahne aceptó, aunque al final fue ella, con la ayuda de Lobezno, quien terminó por detener a la bestia. De regreso descubrió que el Reverendo Craig estaba aterrorizando a una joven mutante llamada Bridget Shane. Rahne superó sus miedos y se enfrentó al Reverendo, haciéndole saber que había descubierto que este era su padre, y le amenazó con revelar su secreto si no dejaba a la joven tranquila. Junto a Excalibur, Rahne se enfrentó a la organización Black Air, y el Club Fuego Infernal de Londres, impidiendo que conquistaran el Reino Unido. Sin embargo, Rahne continuaba preocupada por la salud de Moira, incluso cuando se sintió atraída hacia Douglock. Cuando Moira decidió someterse a cuarentena, Rahne se introdujo en la sala antes de que las puertas se sellaran. Sin embargo, Douglock abrió las puertas de nuevo mostrándose preocupado por la joven. Tras asistir a la boda del Capitán Britania y Meggan, Excalibur se disolvió aunque Rahne optó por permanecer en la Isla Muir junto a Moira.
Rahne se derrumbó cuando la terrorista Mística atacó la Isla Muir con la Hermandad para robar la investigación del Virus del Legado, y desarrollar una enfermedad que atacara a los humanos. Mítica disparó sobre Rahne con un arma que neutralizó sus poderes permanentemente, y detonó una bomba en el laboratorio de la isla que dejó a Moira seriamente herida. La Patrulla-X intentó llevar a Moira a la mansión para tratar sus heridas, pero esta falleció durante el camino. Rahne viajó sola durante meses, pero acabó regresando a la mansión, que había abierto sus puertas a un gran número de estudiantes mutantes. Danielle y varios Nuevos Mutantes se habían convertido en profesores, pero cuando Rahne expresó interés en hacer lo mismo, Cíclope le explicó que era demasiado joven, con diecinueve años de edad. Desarrolló una relación con el estudiante Elixir, que utilizó sus poderes sanadores para restaurar sus poderes mediante un beso. Rahne logró permanecer en la escuela como tutora entrenando al Escuadrón Paragon, y continuando su relación con Elixir, que tenía dieciséis años. La relación fue descubierta, lo que la forzó a dimitir de su cargo. Se unió a la nueva encarnación de Factor-X, convertida en un equipo de detectives, liderada por Madrox, el Hombre Múltiple. Tras el Día-M, en el que la mayoría de la población mutante perdió sus poderes, Rahne conservó los suyos, y Rictor, que había perdido los suyos, se unió al equipo encargado de proteger al antiguo barrio mutante de Nueva York, buscando una explicación acerca del Día-M. Se enfrentaron a Investigaciones Singularity, dirigida por la anomalía temporal Damian Tryp. Este había experimentado una línea temporal en la que Factor-X descubría la verdad acerca del Día-M, resultando en la recuperación de los poderes de la población mutante, que había masacrado a la humanidad. Factor-X logró destruir la organización de Damian, pero no antes de que este torturara a Rahne con una visión de cómo la joven asesinaba a Madrox y Layla Miller el día de su boda. Rahne ocultó esto de sus compañeros, y llegó a considerar suicidarse para que la visión del futuro no tuviera lugar.
Poco después, el villano Romulus, que consideraba que los mutantes de naturaleza bestial eran descendientes de humanoides lupinos, envió a su agente Chico Salvaje para que reuniera a Rahne, Feroz, Thornn, Sasquatch y Lobezno, a los que enfrentó a Dientes de Sable. Cuando Dientes de Sable asesinó a Feroz, Lobezno envió al resto de regreso a casa para que no arriesgaran sus vidas en su batalla privada contra Romulus. De regreso a Factor-X, la inquietud de Rahne fue detectada por Rictor, y aunque esta se negó a discutir sus miedos, ambos volvieron a establecer una relación. Tras una lucha con el antiguo aliado de Damian, el Aislacionista, Cíclope pidió la ayuda de Factor-X para localizar al primer mutante nacido tras el Día-M. Rahne ayudó a Rictor a infiltrarse en los Purificadores fingiendo ser atacada por él. Se descubrió que Cable tenía al bebé, pero los Cosechadores y los Merodeadores le perseguían. Cíclope reclutó a Rahne en su nuevo escuadrón de ataque, Fuerza-X, para encontrar a Cable primero. Durante la lucha contra los Cosechadores, Rahne descubrió que el Reverendo Craig era ahora miembro de los Purificadores. Tras luchar contra los Merodeadores, Cable huyó al futuro con el bebé para protegerla.
Rahne permaneció con Fuerza-X, para evitar que las visiones de Damian tuvieran lugar, estando lejos de Factor-X. Lobezno estaba en contra de esto, no considerándola capaz de la acción sangrienta que Fuerza-X requería. Rahne intentó localizar a su padre por su cuenta, pero fue capturada por los Purificadores y drogada. Los Purificadores deseaban las alas del Ángel para llevar a cabo una profecía, y el Reverendo Craig realizó un lavado de cerebro sobre Rahne para que atacara a figuras angelicales que viera, y se hiciera con sus alas. Fuerza-X rescató a Rahne sin saber esto, y al ver al Ángel, la joven le atacó arrancando sus alas y llevándolas al Reverendo. Craig no encontró más uso para su hija e intentó matarla, pero Rahne superó el control establecido en ella y escapó. Craig la persiguió y acorraló, pero al estar en frente de las alas del Ángel, el condicionamiento de Rahne resurgió, y consumió a su padre. Fuerza-X derrotó a los Purificadores, y el programa de Rahne logró ser borrado de su mente, aunque las visiones de consumir a su propio padre siguieron atormentándola.
Hrimhari, renacido en la Tierra tras el Ragnarok, localizó a Rahne con la intención de reiniciar su relación. Esta le confesó que había hecho cosas horribles, y él la ayudó a perdonarse a si misma, tras lo que ambos mantuvieron relaciones sexuales. Rahne quedó embarazada, pero su cuerpo intentó rechazar al bebé, hibrido de mutante y dios nórdico, poniendo su salud en peligro. Fuerza-X y Hrimhari acudieron a la Isla refugio de mutantes, llamada Utopía, que esta siendo atacada por Selene y sus zombies tecnorganicos. Hrimhari localizó a Elixir en coma, y Rahne a punto de morir. Hrimhari invocó la ayuda de la diosa de la muerte Hela para que salvara a Rahne y su futuro hijo. Hela accedió a salvar el alma de uno de los dos, a cambio del alma de Hrimhari. Este intentó jugar con una baza pidiendo que salvara a Elixir. Antes de partir con Hela, pidió al joven que salvara a Rahne y el bebé con sus poderes curativos. Rahne se recuperó, y ayudó al resto de la isla a derrotar a Selene.
Rahne regresó con Factor-X embarazada, donde descubrió que Rictor y Estrella Rota mantenían una relación homosexual. Sintiéndose insegura y sola, Rahne hizo que Rictor creyera ser el padre de su futuro hijo. Estrella Rota terminó por descubrir que el verdadero padre era Hrimhari, pero Rictor lo había deducido cuando un escáner había revelado que bebé era de origen místico. Rahne reveló sentirse responsable de la homosexualidad de Rictor al haberle dejado, por lo que había decidido mentirle. Tras una conversación, ambos se reconciliaron. Poco después, un demonio devorador de pecados intentó hacerse con el hijo de Rahne. El fantasma de Feroz apareció ante la joven revelando que dioses caninos y felinos tenían interés en el hijo de la joven. Rahne escapó para acabar siendo capturada por el hermano de Hela. Ante este, dio luz a su hijo, que nació saliendo de la boca de Rahne, y asesinó a su captor, escapando para ser recogido por el Hombre Lobo. Rahne quedó traumatizada al haber dado a luz a un monstruo, lo que consideró un castigo por sus pecados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario