Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

martes, 28 de febrero de 2012

VALKIRIA

NOMBRE EN INGLES
Valkyrie
NOMBRE VERDADERO
Brunilda
LUGAR DE NACIMIENTO
Desconocido
AFILIACIONES
Valkirias, Defensores, Círculo del Dragón, Vengadores
OTROS ALIAS
Val, Barbara Norriss, Sian Bowen
FAMILIA
Odín (Padrino)
PRIMERA APARICIÓN
Avengers # 83 (Diciembre, 1970)
CREADORES
Roy Thomas & John Buscema

PODERES/HABILIDADES
La Valkiria tiene fuerza sobrehumana, con capacidad de levantar hasta cuarenta y cinco toneladas de peso, así como gran resistencia y agilidad. Tiene inmunidad a las enfermedades normales, y es capaz de presentir la llegada de la muerte en otros. Puede transportarse al reino de los muertos, así como a otros, y también tiene la capacidad de transportarse a través de distintas localizaciones mediante acceso a dimensiones.
Ha demostrado habilidades mágicas limitadas, compartiendo su esencia vital con otros para hacerles invulnerables momentáneamente. Es una jinete excepcional, asó como excelente guerrera en combate y uso de la espada.

HISTORIA
Brunilda, la Valkiria, es una de las mejores guerreras e Asgard. Hace más de mil años, Odín estableció Valhalla, lugar de descanso para los heroicos fallecidos, y creo a tres valkirias para que seleccionaran a aquellas almas dignas para renacer en dicho lugar. La mayor de dichas Valkirias fue Brunilda, llegando a Asgard como adolescente, y participando en la escuela de guerreros junto a Thor y otros asgardianos. La única otra guerrera de la escuela, Sif, se sintió amenazada por el interés de sus compañeros en Brunilda, lo que provocó confrontaciones entre ambas. Sin embargo, cuando Loki y la Encantadora engañaron a Sif para que ayudara a la Encantadora a conquistar a Thor con una poción de amor, Brunilda descubrió el plan colaborando con Sif para liberar a Thor. Más adelante, Brunilda sirvió a Odín como líder de las Valkirias. Intentando arrancar el el Anillo de los Nibelungos del gigante Fafnir, pero con un juramento que le impedía hacerlo directamente, Odín hizo que la esencia de su hijo Thor renaciera dentro del mortal Sigmund, pero cuando este comenzó una relación de incesto con su hermana mortal Sieglinda, la esposa de Odín, Frigga exigió la muerte de Sigmund. A su pesar, Odín le ordenó a Brunilda que acabara con Sigmund, pero cuando esta vio que su amor por Sieglinda era real, decidió protegerles, obligando a Odín a realizar la tarea. Tras ocultar a la embarazada Sieglinda en el Gran Bosque de Fafnir, Brunilda fue exiliada por Odín sin poderes, y condenada a enamorarse del primer hombre al que viera. Sin embargo, Odín consideró que dicho hombre sería digno, y la sumió en un sueño perpetuo, rodeándola con un fuego que solo un hombre de coraje podría atravesar. Décadas más tarde, el hijo de Sieglinda, Sigfrido, que también contenía la esencia de Thor, logró despertar a Brunilda con un beso. Sin embargo, el enano Hagen asesinó a Sigfrido, y Brunilda se arrojó a la pira funeraria. Arrepentido, Odín resucitó a ambos en sus formas verdaderas, eliminando sus recuerdos de sus vidas mortales.
Un milenio atrás, Odín se vio obligado a prometer a los Celestiales que no interferiría con asuntos de los mortales, con lo que disolvió a las Valkirias. Enojada, Brunilda decidió trabajar con la Encantadora, que comenzó a absorber su esencia. Para cuando Brunilda se percató de esto e intento escapar, la Encantadora la capturó, atrapando toda su fuerza vital en el Globo de las Almas. La Encantadora utilizó dicha esencia para aumentar sus poderes y los de las Valkirias durante siglos, transformándolas para que tuvieran la apariencia de Brunilda. Odín no sospechaba de la Encantadora, considerando que Brunilda le evitaba en algún lugar de Asgard. La Encantadora llegó a tomar la forma de Brunilda para volver a las mujeres de los Vengadores contra sus compañeros como las Liberadoras, y concedió poder a Samantha Parrington para atacar a la Masa.
Cuando la Encantadora y su peón, el hechizado Caballero Negro, fuero capturados por la hechicera Casiolena, los Defensores de la Tierra, acabaron capturados en la misma mazmorra junto a la demente Barbara Norris. Los demonios inmortales habían utilizado la Harmónica Celestial para manipular a la madre de Barbara, Celestia Denton, para que ofreciera a su hija como esposa de los demonios. Los Defensores se enfrentaron al culto de los demonios, y provocando que los héroes y la demente Barbara se encontraran con la Encantadora en un momento de necesidad. Sin saber que su magia haría que Barbara se convirtiera en el recipiente que los demonios necesitaban para conquistar la Tierra, la Encantadora transfirió la esencia de Brunilda a Barbara, trasladando su alma demente al cuerpo inerte de Brunilda. De esta forma, Brunilda tomó el control del cuerpo mortal de Barbara, mientras que como protección la Encantadora creó un hechizo según el cual si la Valkiria atacaba a otra mujer, sufriría serios daños. Con la ayuda de la Valkiria, los Defensores, el Caballero Negro y la Encantadora lograron escapar derrotando a Casiolena. La Encantadora partió convirtiendo el cuerpo del Caballero Negro en piedra. La Valkiria se unió a los Defensores tomando la espada de ébano del Caballero, y su caballo alado Aragorn.
Como miembro de los Defensores, la Valkiria se enfrentó a amenazas como el Omegatron, el hechicero Cyrus Black, Attuma y el Fantasma Rojo, aunque en la última batalla la mente demente de Barbara Norris tomo el control momentáneamente. Intentando restaurar al Caballero Negro, los Defensores fueron engañados por Dormammu y Loki para que se enfrentaran a los Vengadores, pero ambos equipos terminaron colaborando para impedir que Dormammu conquistara la Tierra. Tras esto, los Defensores viajaron a la época de las Cruzadas, donde localizaron el espíritu del Caballero Negro en el cuervo de su antepasado Eobar Garrington. Valkiria le devolvió la espada de ébano, y los Defensores regresaron a su era, aunque el Caballero Negro decidió quedarse atrás.
El Doctor Extraño le entregó a Valkiria una nueva espada mística, Colmillo de Dragón, forjada siglos atrás por el hechicero Kahji-Da. Durante las siguientes semanas, la Valkiria ayudó a los Defensores contra Xemnu, Nebulón, el Escuadrón Siniestro, la Hermandad de Mutantes Diabólicos, y Asmodeus. Antes de ser derrotado, Asmodeus atormentó a la Valkiria con visiones sin rostro, burlándose de la ignorancia de su pasado. Sin conocer su pasado, y pensando que era una mortal amnésica poseída por un fragmento de la psique de la Encantadora, la Valkiria abandonó el equipo para averiguar su identidad, investigando el pasado de Barbara Norriss. Visitó el pueblo de esta, Cobbler’s Roost, donde contactó con el culto de los demonios inmortales, lo que les dio la oportunidad de completar sus planes. La personificación del Destino manipuló a la Cosa y al padre de Barbara, Alvin Denton, para que ayudaran a Valkiria contra la Encantadora y e Ejecutor, cuando llegaron al pueblo para hacerse con la Harmónica Celestial, aunque Alvin falleció de un ataque al corazón. Después de que los dos villanos escaparan, el Culto capturó a la Valkiria, pero la Cosa y los Defensores impidieron que la sacrificaran para traer a los demonios a la Tierra, lo que provocó la muerta de Celestia Denton.
Al descubrir que Barbara tenía un esposo llamado Jack, Valkiria intentó encontrarle, pero regreso a Nueva York descorazonada para ayudar a los Defensores contra la lluvia negra de los Hombres Cabeza. Sin embargo, mientras los Defensores se enfrentaban a los Hijos de la Serpiente, Jack Norriss encontró a la Valkiria. Superado por el nuevo estilo de vida de su “esposa”, Jack salvó la vida de la Valkiria cuando los Hijos de la Serpiente intentaron ejecutarla públicamente. Los villanos escaparon, pero la Valkiria rechazó los intentos de Jack de convencerla de que era su esposa. Cuando los Defensores viajaron al futuro de Tierra-691 para ayudar a los Guardianes de la Galaxia contra los Badoon, Jack les acompañó probando su valor una vez más. Al percatarse de esto, la Valkiria comenzó a considerarle atractivo. Aceptó en ir en una cita con Jack, aunque ambos discutieron sobre su inhabilidad para aceptar que era una nueva persona dentro del cuerpo de su mujer.
Jack insistió, logrando ganarse el afecto de Valkiria con el tiempo. Después de una batalla contra los Hombres Cabeza, Valkiria fue arrestada por daños a la propiedad. Incapaz de otorgar una identidad a las autoridades, fue enviada a un centro de detención con la identidad de Val Doe. Tras rechazar los avances sexuales del alcaide corrupto de la prisión, Valkiria inspiró a sus compañeras de prisión a amotinarse, aunque ayudó a calmar la situación. Cuando el Defensor Halcón Nocturno pagó los daños causados por la Valkiria, esta fue puesta en libertad. Poco después, Jack Norriss descubrió que los Hombres Cabeza habían alterado las mentes de los Defensores, que al descubrirlo lograron superar el control y derrotar a los villanos. Después de ser capturado por el Escorpio, del Zodiaco, y rescatado por los Defensores, Jack decidió salir de la vida de la Valkiria, que insistía su amor no era por ella, sino por Barbara Norriss.
Valkiria comenzó a reconstruir su vida forjando una amistad con su compañera de equipo, Gata Infernal, e ingresando en la Universidad Empire State. Allí hizo amigos como Ledge, y el futuro productor Dollar Bill, y se enfrentó a Lunatik. Mientras tanto, el aliado de Casiolena, Ollerus, atacó Asgard, provocando que Hela convocara a la Valkiria. Esto provocó que algunos recuerdos de Brunilda resurgieran, y se unió a la batalla contra Ollerus. Sin embargo, Casiolena manipuló a Brunilda para que reviviera a la demente Barbara Norriss, que aun residía en el verdadero cuerpo de Brunilda. Haciéndose pasar por ella, Barbara se unió al ejército de Ollerus y reclutó a los Defensores para que lucharan por el villano. La verdadera Brunilda hizo que los Defensores se dieran cuenta de su error, y juntos ayudaron a las fuerzas de Asgard para derrotar a Ollerus. Brunilda, en el cuerpo de Norriss, regresó a la Tierra, mientras Norriss, en el cuerpo de Brunilda, fue confinada en Niffleheim, de donde la sacó la Encantadora.
Cuando Hela intentó controlar Asgard, Odín convocó a la Valkiria para liderar a las Valquirias contra la diosa de la muerte. Todavía enojada con Odín por permitir que fuera el peón de la Encantadora durante tanto tiempo, ignoró la llamada al considerar que en el cuerpo de una mortal no le debía lealtad. Sin embargo, al enfrentarse al Imperio Secreto, la Valkiria fue asesinada de un disparo, y el espíritu de Brunilda quedó atrapado en el Limbo. Contactó con los Defensores explicando que necesitaba reclamar su cuerpo verdadero, pero la Encantadora atrapó su espíritu en Colmillo de Dragón, utilizándola, así como el cuerpo verdadero de Brunilda para obtener la Rosa de la Pureza, y conquistar la personificación corpórea de Amor. Sin embargo, este condenó el odio de la Encantadora, y extrajo el alma de Barbara llevándolo a otro plano de existencia. De esta forma, Brunilda pudo reclamar su cuerpo verdadero y derrotar a la Encantadora. Tras reconciliarse con Odín, Brunilda regresó a la Tierra con sus amigos.
Más adelante, Odín puso a Dragón Lunar bajo la custodia de la Valkiria, para que controlara su rehabilitación, aunque en realidad Odín había sentido al monstruo Dragón de la Luna habitando en el alma de Dragón Lunar, y deseaba que Valkiria impidiera que acabara por controlarla. Bajo su supervisión, Dragón Lunar se unió a los Defensores derrotando al Imperio Secreto, y estableciéndose en Nuevo Méjico. Pasado un tiempo, el Dragón tomó el control de Dragón Lunar, y Odín aumentó los poderes de Valkiria temporalmente para que lo controlara, aunque este volvió a surgir. Valkiria combinó su esencia vital con la de su compañero el Intermediador, y las canalizó a través de sus compañeros Andrómeda y Carnicero, derrotando al Dragón a coste de sus vidas. Sin embargo, el papel de Valkiria como ejecutora le salvó de una muerte verdadera, y sus almas fueron enviadas a los Limites de la Tierra a luchar contra demonios controlados por el Dragón. El Doctor Extraño descubrió lo ocurrido y fue capaz de convocarles a la Tierra para luchar contra el demonio Erlik Khan y de nuevo contra Morgana Le Fay. Eventualmente, el Dragón escapó a la Tierra de nuevo, y tras derrotar a sus hordas, las cuatro formas incorpóreas de los Defensores recibieron la ayuda de los Vishanti, regresando a la Tierra compartiendo y transformando los cuerpos de cuatro mortales. Residiendo dentro de Sian Bowen, Valkiria se reunió con sus compañeros fundando el Círculo del Dragón, para continuar la lucha contra el Dragón en la Tierra. Más adelante, el demonio D’Spayre utilizó sus poderes de ilusión para despojar a Brunilda de sus recuerdos. Controlando el cuerpo de Sian, o con un nuevo cuerpo recreado, Brunilda se convenció, por las maquinaciones de D’Spayre, que era Barbara Norriss, pero sus recuerdos resurgieron, y logró derrotar al villano.
El Elfo Oscuro Malekith capturó a las Valkirias, incluyendo a Brunilda, pero la antigua Valkiria Moonstar y Fuerza-X las rescataron. El dios olímpico Plutón y la hermana de la Encantadora, Lorelei, transformaron a Samantha Parrington en un facsímil de Valkiria, utilizándola contra los Defensores. Brunilda lideró a las Valkirias para ayudar al equipo, y cuando Parrington se libró del control de los villanos, Brunilda le permitió usando su identidad, al sentir el inminente Ragnarok. Cuando el Ragnarok tuvo lugar, Brunilda cayó en defensa de Asgard. Eventualmente, los Asgardianos regresaron a la Tierra, y Valkiria renació también para convertirse en miembro de los Vengadores Secretos de Steve Rogers.

5 comentarios: