Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

martes, 15 de mayo de 2012

MAGMA

NOMBRE EN INGLES
Magma
NOMBRE VERDADERO
Amara Juliana Olivians Aquilla
LUGAR DE NACIMIENTO
Nueva Roma, Brasil
AFILIACIONES
Nuevos Mutantes, Gladiadores, Infernales, Nuevos Infernales, Corporación-X, Patrulla-X
OTROS ALIAS
Allison Crestmere
FAMILIA
Lucius Antonius Aquilla (Padre), Maya (Prima), Selene (Posible ancestro)
PRIMERA APARICIÓN
New Mutants # 8 (Octubre, 1983)
CREADORES
Chris Claremont & Bob McLeod

PODERES/HABILIDADES
Amara es una mutante nacida con una estructura genética que le concede habilidades especiales, que le diferencian de los seres humanos. Con la pubertad desarrolló la capacidad de transformarse en forma ardiente que irradia calor y luz intensos. En esta forma puede disparar ráfagas de llamas y generar calor de hasta cuatrocientos cincuenta grados de temperatura, siendo inmune al calor y las llamas externas.
Es capaz de controlar psiónicamente el movimiento de las placas tectónicas en un área limitada, creando pequeños pero poderosos terremotos. De la misma manera puede atraer lava a la superficie y manipularla en ráfagas de roca ardiente, así como tiene la habilidad de crear pequeños volcanes. Controla la temperatura de la lava, siendo capaz de enfriarla instantáneamente.

HISTORIA
Amara nació y creció en la ciudad de Nueva Roma, oculta en una jungla de Brasil, cuya cultura descendía directamente de la antigua Roma. Desafortunadamente, la sacerdotisa oscura conocida como Selene asedió la ciudad, sacrificando a jóvenes para prolongar su vida inmortal. Cuando Amara era joven, Selene asesinó a su madre, y su padre el Senador de la ciudad, temió por la vida de su hija. La escondió en la jungla a las afueras de Nueva Roma, donde Amara vivió durante años con una tribu, pintando su piel y cabello para parecer un miembro de la misma. Tras un encuentro con los Nuevos Mutantes, fue capturada junto a ellos a manos de centuriones de Nueva Roma. Selene descubrió a Amara y se preparó para sacrificarle. Sin embargo, cuando Amara fue empujada a un pozo de lava, sus poderes mutantes se manifestaron, controlando la lava y siendo capaz de crear terremotos. Ayudó a los Nuevos Mutantes a derrotar a Selene, y tras batalla, su padre la envió a Estados Unidos para que se entrenara como miembro de los Nuevos Mutantes, con el nombre código de Magma. Amara tuvo dificultad para adaptarse al mundo de la avanzada tecnología, pero poco a poco logró adaptarse. Fue manipulada por primera vez por la Entidad, aspecto malvado del Profesor X, controló a los Nuevos Mutantes para que se enfrentaran a la Patrulla-X y los Micronautas. Cuando los Nuevos Mutantes se infiltraron en la Academia de Massachusetts para rescatar a Kitty Pryde, de manos de la Reina Blanca, Magma conoció al manipulativo Empata, miembro de sus Infernales. A pesar de considerarle arrogante y egoísta, se sintió atraída hacia joven debido a su ascendencia en la nobleza. Poco después, Magma se volvió a enfrentar a Selene, que se había convertido en Reina Negra del Club Fuego Infernal. Junto a Rachel Summers, de la Patrulla-x, intentó vengarse por la muerte de su madre, pero la Patrulla-X intervino para recordarle que los héroes no asesinaban.
Cuando el hechicero Kulan Gath alteró la realidad, Selene utilizó a Magma como peón hasta que la realidad fue restaurada gracias al Doctor Extraño y Magik. Junto a Mancha Solar, fue capturada para formar parte de los Gladiadores, liderados desde las sombras por la antigua miembro del equipo Karma, que había sido poseída por el Rey Sombra. Tras liberar a Karma, los Nuevos Mutantes fueron llevados a Asgard, donde se separaron. Magma fue engañada por Hadas para convertirse en una de ellas, pero la Patrulla-X rescató a los Nuevos Mutantes y derrotaron a Loki. De regreso en la Tierra, los Nuevos Mutantes fueron asesinados y resucitados por el Todopoderoso, lo que les dejó traumatizados por la experiencia. El nuevo director de los Nuevos Mutantes, Magneto, fue manipulado por Empata y la Reina Blanca para transferir a los Nuevos Mutantes a la Academia de Massachusetts, donde se unieron a los Infernales. La Reina Blanca intentó borrar el trauma pero este persistió. Al descubrirse manipulado, Magneto se enfrentó a la Reina Blanca, y ambos colaboraron para ayudar a los Nuevos Mutantes a superar su trauma, tras lo cual regresaron con Magneto. Cuando la fe de Magma en los Dioses Olímpicos se debilitó, Zeus envió a Hércules para probar su existencia. Inicialmente, Magma mantuvo sus dudas, pero tras ver como Hércules lamentaba la perdida de inocentes en un incendio, se dio cuenta de que era el verdadero Hércules.
Cuando el demente Mojo atacó a la Patrulla-X, convirtiéndolos en niños, los Nuevos Mutantes acudieron al rescate utilizando uniformes independientes por primera vez. Poco después, Magik perdió al equipo en la corriente temporal. La mitad del equipo y Magma se encontraron en la Tierra-8720, en el futuro, donde reinaban los Centinelas cazadores de mutantes. Tras ayudar al Bala de Cañón y Espejismo del futuro a rescatar a Lila Cheney, Magma convocó un enrome volcán cubriendo Manhattan con lava, sepultando a los Centinelas, y dejando el volcán como símbolo de esperanza. Tras esto, el equipo regresó a su tiempo y dimensión, donde Magma se enfrenó a Selene, rechazando la afirmación de que esta era su ancestro. Más adelante, sus compañeros descubrieron su atracción hacia Empata, y Amara sintió que ya no encajaba con el equipo. Cuando una carta de su padre llegó, explicando que se acercaba a la edad en la que un matrimonio convenido, Amara decidió transferirse a la Academia de Massachusetts para explorar sus sentimientos hacia Empata, y unirse a los Infernales. Poco después, se le ordenó regresar a Nueva Roma, y la Reina Blanca le ordenó a Empata que la acompañara. Su avión se estrello en una jungla cercana, y durante el tiempo que estuvieron perdidos, Empata y Magma convirtieron su primer beso iniciando una relación. Encontrados y llevados a Nueva Roma, Magma fue capturada por los Purificadores del Alto Evolucionador. Sus antiguos compañeros de los Nuevos Mutantes acudieron al rescate, y la llevaron de regreso a Nueva Roma, donde su padre decidió cancelar su matrimonio de conveniencia. Magma y Empata permanecieron en Nueva Roma explorando su nueva relación.
Cuando Trevor Fitzroy asesinó a los Infernales, Bala de Cañón, Sendero de Guerra y Estrella de Fuego visitaron a Empata y Magma en Nueva Roma para informarles de lo sucedido. Descubrieron que Nueva Roma estaba bajo el control de Empata, y una agencia desconocida había comenzado a alterar la mente de los ciudadanos, convenciéndoles de pertenecer al mundo civilizado, habiendo sido capturados y sometidos a lavado cerebral por Selene para que vivieran como antiguos romanos. Empata creyó que esto era verdad, y había tomado el control de la ciudad para preservarla. Se le obligó a liberar a los ciudadanos de su control, y Magma pasó a creer que su verdadero nombre era Allison Crestmere, hija de un embajador británico. Empata y Magma permanecieron en Nueva Roma, para ayudar a sus ciudadanos con la transición a sus supuestas identidades reales. La pareja fue capturada por los gemelos Fenris, como parte de una competición de los Arribistas, para capturar a antiguos miembros de los Nuevos Mutantes y los Infernales, dirigida por el Amo del Juego. El conflicto terminó gracias a la intervención de la hermana de Bala de Cañón, Paige Guthrie. Magma se separó de Empata, harta de sus manipulaciones, y se embarcó en la búsqueda de su verdadera familia. Tiempo después, se unió a los Nuevos Infernales del rey Confusión, en busca de fortuna y poder, aunque no tardó en ayudar a Fuerza-X para ayudar a detener los dementes planes de su líder. Más adelante, cuando la Mansión de la Patrulla-X se hizo publica como lugar de entrenamiento de jóvenes mutantes, Magma fue capturada por la Iglesia de la Humanidad, que la crucificó delante de la Mansión junto a otras victimas. Una transfusión de la sangre del Angel le salvó la vida, pero permaneció en coma hasta que el nuevo mutante Elixir utilizó sus poderes curativos para restaurar su mente. Al despertarse en shock, Magma destruyó la enfermería y escapó de la Mansión.
Tras recuperarse, Amara descubrió el engaño detrás de su identidad de Allison Crestmere, y recuperó sus verdaderos recuerdos. Descubrió que muchos de los ciudadanos de Nueva Roma también habían recuperado sus recuerdos, y reformado la ciudad en Brasil. Tras esto, Amara se trasladó a Los Ángeles, donde se unió a la Corporación-X donde tuvo un incomodo rencuentro con Empata. Durante ese tiempo ayudó a la Patrulla-X a derrotar al depredador psíquico Elias Boga, se enfrentó de nuevo a Selene, y regresó con el equipo a Nueva York a reparar el daño provocado por un impostor que se había hecho pasar por Magneto. Terminó por aceptar un trabajo como consejera del Escuadrón Paragons del Instituto Xavier. Sin embargo, durante unas vacaciones, Amara se enamoró de un mutante capaz de manipular el fuego, llamado Antonio. Cuando el Día-M dejó a la mayoría de la población mutante sin poderes, Antonio los perdió cuando ambos se encontraban en el interior de un volcán, y falleció ante los ojos de Amara. Devastada, Amara provocó la erupción del volcán y arrasó Guatemala, hasta que la Patrulla-X envió a Empata para que usara sus poderes para calmarla. Como una de las pocas mutantes del mundo, se refugió en la Mansión. Sin embargo, el misterioso Mister M intentó liderarlos para que abandonaran la Mansión, y el mutante Johnny Dee controló mentalmente a Magma para que asesinara a Mister M. Magma culpó a Empata del incidente, y ambos fueron arrestados hasta que la situación se clarificó. Tras esto, Amara intentó iniciar una vida normal, pero fue atacada por los Jóvenes Hombres-X manipulados por Donald Pierce, hasta que este fue derrotado.
Cuando los Skrulls intentaron invadir San Francisco, Amara se unió a la Patrulla-X como miembro para evitarlo. Tras esto, los Nuevos Mutantes se rencontraron para formar un escuadrón de la Patrulla-X, cuya primera misión fue controlar al mutante Legión. Instalada en la isla Utopía, los mutantes fueron objeto de un ataque por parte de Selene, que envió al resucitado Cifra a asesinar a Magma. Durante el conflicto, intervinieron los resucitados Infernales, pero Amara tuvo que ser llevada a la enfermería debido a que había recibido una paliza a manos de Cifra. El Doctor Némesis le inyectó un suero que activo sus poderes y la ayudó a recuperarse. Tras la derrota de Selene, Cifra quedó libre de su influencia, y se reconcilió con la joven. Amara también colaboró en el rescate de la mesías mutante conocida como Hope, que fue llevada a Utopia.

1 comentario: