Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

domingo, 18 de noviembre de 2012

FRENESI

NOMBRE EN INGLES
Frenzy
NOMBRE VERDADERO
Joanna Cargill
LUGAR DE NACIMIENTO
Desconocido
AFILIACIONES
Alianza del Mal, Femizonas, Acólitos, Patrulla-X
OTROS ALIAS
Hermana Cargill
FAMILIA
Desconocida
PRIMERA APARICIÓN
Factor-X # 4 (Mayo, 1986)
CREADORES
Bob Layton & Keith Pollard
  
PODERES/HABILIDADES
Joanna es una mutante nacida con una estructura genética que le concede habilidades especiales, que la diferencian de los seres humanos. Con la pubertad sus huesos, músculos, y órganos internos adquirieron la dureza del acero, lo que le proporcionó una fuerza sobrehumana que le permite levantar hasta diez toneladas, así como considerable invulnerabilidad. Su velocidad, agilidad y reflejos están dotados de un nivel algo superior al de un ser humano.
  
HISTORIA
Joanna es una mutante supremacista radical dotada de gran fuerza e invulnerabilidad, aunque siempre se ha considerado una luchadora por la libertad. Como mutante, afroamericana y mujer, Joanna se ha sentido siempre oprimida, un hecho que la ha convertido en implacable. Particularmente enfurecida por la persecución de los mutantes, Joanna llegó a considerar a los humanos como enemigos odiados.
Inicialmente, utilizó sus poderes mutantes para la obtención de beneficio, y trabajando como la mercenaria Frenesí, aceptó encargos ilegales.
Durante un tiempo se unió a los mutantes Torre, Sombra Temporal y Aguijón, equipo que se denominó la Alianza del Mal. Dicho equipo entró al servicio del mutante inmortal Apocalipsis. Tras el fracasó inicial de Torre, Frenesí fue enviada a capturar y reclutar al mutante Rusty Collins, pero tampoco logró viéndose obligada a escapar al ataque de Factor-X, ocupados del cuidado de Collins. Apocalipsis había esclavizado al drogadicto Mike Nowlan, un mutante cuyas energías incrementaban el poder de otros mutantes. La habilidad de Nowlan incrementó el poder de la Alianza del Mal, pero dichas energías también eran adictivas, lo que incrementó el control de Apocalipsis sobre la Alianza. Cuando Nowlan se escapó, la Alianza obligó a exmujer Suzy a ayudarles a encontrarle. Esto les llevó de nuevo a un conflicto con Factor-X, que deseaban rescatar a Nowlan. Sin embargo, este se vio obligado a incrementar las habilidades de la Alianza, que logró derrotar a los héroes y llevar a Nowlan a Apocalipsis. Factor-X volvió a atacar al equipo en su base, y durante la batalla, Aguijón mató a Suzy accidentalmente, tras lo cual el ya enloquecido Nowlan se suicidó. Apocalipsis escapó abandonando a la Alianza del Mal, que tuvo que huir por su propia cuenta.
Tiempo después, la Alianza del Mal resurgió para protestar contra la Ley de Registro Mutante, atacando a la periodista Trish Tilby, y retando de nuevo a Factor-X. El equipo y sus mutantes bajo entrenamiento, incluido Collins, respondieron logrando derrotar a la Alianza, mientras Frenesí era derrotada por la Bestia. Más adelante, la Alianza del Mal trabajó como guardaespaldas de los agentes de IMA, Arnés y Fragmentos, pero en esta ocasión la Alianza fue derrotada por la Fuerza-X de Cable, y enviada a prisión. Fuerza-X y sus aliados los Nuevos Guerreros liberaron a Frenesí de prisión para interrogarla acerca de los planes de IMA, tras lo cual la arrojaron de su helicóptero.
Frenesí sobrevivió, tras lo cual abandonó a la Alianza operando en solitario durante un tiempo. Durante ese tiempo, conoció al mutante Gambito, con quien desarrolló una volátil relación de amor odio. Tras pasar un tiempo en la prisión denominada La Bóveda, Frenesí participó en un intento de fuga liderado por Veneno, pero los Vengadores y la Fuerza de la Libertad frustraron el intento. Más adelante, Frenesí se unió a las Femizonas, equipo de mujeres guerreras que luchaban por la supremacía de la mujer. Ayudó a capturar al Capitán América y el mercenario Paladín cuando interfirieron con los planes del grupo, aunque ambos lograron escapar. Cuando el Capitán América se infiltró en una exposición de armas a manos de IMA, Frenesí era una de las villanas presentes, que atacaron al héroe y sus aliados el Halcón y Shang-Chi, aunque los héroes escaparon.
Abandonando su identidad de Frenesí, Cargill se unió a los Acólitos, un grupo mutantes fanáticos al servicio del terrorista Magneto. Los objetivos del villano de conseguir la supremacía mutante agradaron a Cargill, que se convirtió en su seguidora devota. En aquel entonces, Magneto estaba dado por muerto, considerado un mártir, y Fabian Cortez lideraba a los Acólitos.
El equipo atacó la Escuela del Sagrado Corazón para reclutar a un mutante sin identificar, asesinando a muchos humanos. La propia Cargill asesinó a Sharon Friedlander, aliada de la Patrulla-X, que acudió a la defensa de la escuela durante el ataque. Gambito, entonces miembro de la Patrulla, se enfrentó a Cargill durante el ataque. Tras esto, los Acólitos atacaron la base militar sede del Proyecto Despertar, donde se estaban desarrollando una nueva serie de Centinelas, robots cazadores de mutantes. Sin embargo, una nueva alineación de Factor-X sirviendo al gobierno defendió la base. Durante el ataque, Cargill intentó asesinar al Senador Robert Kelly, pero Loba Venenosa la detuvo.
Cuando el mutante de siglos de edad, Éxodo reveló que Cortez había intentado asesinar a Magneto, Cargill y el resto de los Acólitos se volvieron contra Cortez, y comenzaron a seguir a Éxodo, quien pronto les lideró al servicio de Magneto, cuando este reveló no estar muerto. Ayudado por sus Acólitos, Magneto estableció una estación en orbita a la que denominó Avalon, donde los mutantes pudieran obtener refugio.
Nuevos reclutas como Rusty Collins, Desliza o Coloso se mostraron gradualmente desilusionados con Magneto. Cuando las autoridades mundiales alzaron un campo de energía para impedir que Magneto usara sus poderes en la Tierra, este respondió con un pulso electromagnético que lo destruyó provocando muchas muertes en el planeta. La Patrulla-X y Mercurio, hijo de Magneto, atacaron Avalon, y Xavier dejó al villano en estado catatónico.
Los Acólitos permanecieron en Avalon bajo el liderazgo de Éxodo. Junto a sus compañeros, Cargill luchó contra Cable y Omega Rojo, y asistió al juicio del Acólito traidor, Neófito, que había ayudado a la Patrulla-X. Los Acólitos fueron atacados por Holocausto, que asesinó a Rusty Collins y otros Acólitos, destruyendo Avalon. Cíclope y Fénix rescataron a Cargill y otros Acólitos. Sorprendida e impresionada por los esfuerzos de Cíclope, Cargill le defendió de sus compañeros, cuando el héroe les ayudó a atravesar el desierto australianos donde aterrizaron. Tiempo después, los Acólitos supervivientes se reagruparon a menudo liderados por Éxodo. Impresionada por la fuerza e individualidad de Coloso, Cargill intentó que este fuera reclutado de nuevo, aunque el héroe rechazó la oferta. Cargill fue una de los Acólitos que ayudaron a Éxodo a invadir brevemente la Montaña Wundagore del Alto Evolucionador, enfrentándose a Mercurio, los Caballeros de Wundagore y los Héroes de Alquiler.
Eventualmente, un recuperado Magneto regresó con los Acólitos. La Patrulla-X logró derrotarles, pero los gobiernos del mundo optaron por una solución pacífica, entregándole a Magneto el gobierno de la Isla de Genosha. Cargill y sus compañeros ayudaron a Magneto a derrotar a los rebeldes de Genosha. Al enfrentarse a Mercurio y los Vengadores en nombre de Magneto, Cargill fue derrotada por la hija de Magneto, la Bruja Escarlata, pero aun así ayudó a Magneto a consolidar su gobierno en Genosha. Como embajadora de Magneto en Naciones Unidas, Cargill intentó convencer a otros países a aceptar el gobierno de Magneto, cuando este comenzó a intentar una conquista mundial. Cargill fue capturada, torturada y amenazada en el Pentágono, pero se negó a proporcionar información sobre los planes de Magneto. Fénix la rescató y controló mentalmente para que formara parte de un equipo con la misión de invadir Genosha. La batalla finalizó con la aparente muerte de Magneto, y Cargill, libre del control de Fénix, se marchó.
Genosha fue destruida por Centinelas, y muchos Acólitos perecieron. Cargill volvió al servicio de los Acólitos supervivientes bajo el liderazgo de Éxodo, adoptando de nuevo el nombre de Frenesí. Junto a los Acólitos se enfrentó a la Patrulla-X y SHIELD, sobreviviendo cuando Mística la lanzó desde el Helitransporte de SHIELD. Éxodo y sus Acólitos se aliaron con Mister Siniestro y sus Merodeadores, y otros en una búsqueda de los Diarios de Destino, mientras buscaban a profetas aliados con la Patrulla-X como Vendas.
Luchando contra la Patrulla y sus estudiantes, los Nuevos Hombres-X, durante esa batalla, la normalmente invulnerable Frenesí resultó herida por las garras de adamantium de X-23. Tras recuperarse, Frenesí y los Acólitos fueron una de las muchas facciones que intentaron hacerse con la mesías mutante, Hope, pero Cable aseguró su protección llevándosela en un viaje temporal.
Durante esta batalla, Charles Xavier resultó mortalmente herido, pero Éxodo y los Acólitos se lo llevaron, ayudándole a recuperarse. Debido a la reducción de mutantes tras el “Día-M”, Éxodo consideraba a Xavier un bien necesario para la comunidad mutante, y esperaba convencerle para que liderara a los Acólitos. Sin embargo, Cargill consideraba a Xavier un traidor que debía ser ejecutado. Cuando Cargill intentó matarle mientras se recuperaba, el arrepentido Magneto y la Centinela Omega defendieron a Xavier. Magneto disparó un láser quirúrgico sobre los ojos de Cargill dañando su cerebro, y dejándola temporalmente ciega. Como castigo por su desobediencia, Éxodo dejó a Cargill en estado comatoso durante un tiempo. Más adelante, Xavier revivió a Cargill telepáticamente, para que participara en un debate sobre el futuro de los Acólitos. Cuando Xavier les convenció de que la agenda terrorista de los Acólitos era obsoleta y peligrosa para la escasa población mutante; y Éxodo disolvió al equipo a pesar de las objeciones de Cargill y Carmella Unuscione.
Más adelante, Cargill se trasladó a San Francisco para formar parte de una comunidad mutante que vivía cerca de la Patrulla-X. Cuando el político corrupto Norman Osborn encabezó una legislación en contra de los mutantes, Cargill participó en protestas callejeras hasta que Karla Sofen, entonces Miss Marvel, la derrotó violentamente. Cargill se recuperó para ayudar a la Patrulla-X y otros mutantes contra la versión corrupta de los Vengadores de Osborn, tras lo cual los mutantes se establecieron en la Isla Utopía. Allí, Cargill fue reclutada por Cíclope para luchar contra los Centinelas Nimrod, para asegurar el regreso de Hope a Utopía.
Cuando Legión alteró la realidad brevemente, Cargill experimentó una vida como héroe, casada con Cíclope. Cuando la realidad fue restaurada, Cargill tuvo problemas para adaptarse, ya que experimentar una vida luchando por el bien la había afectado profundamente. Debatió con Cíclope la relación que habían compartido, pero este la rechazó. A pesar de esto, Cargill se negó a que borraran sus recuerdos de dicha experiencia, expresando su deseo de unirse a la Patrulla-X. Se unió al escuadrón de la Patrulla liderado por Pícara, ayudando a capturar a las personalidades de Legión que se habían escapado. Tras esto, acompañó a Pícara, Gambito y Magneto al espacio para rescatar a Kaos, Polaris, y la Chica Maravillosa.
Tras la división interna de la Patrulla-X en Utopía, Frenesí optó unirse al grupo liderado por Lobezno, fundado la Escuela de Jean Grey de Educación Avanzada. Antes de partir, ayudó a Pícara y otros hombres-x  a rescatar a Ariel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada