Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

martes, 28 de octubre de 2008

FUNDIDOR

NOMBRE EN INGLES
Melter
NOMBRE VERDADERO
Bruno Horgan
LUGAR DE NACIMIENTO
Queens, Nueva York, USA
AFILIACIONES
Señores del Mal, Escuadrón de la Muerte
OTROS ALIAS
Ninguno
FAMILIA
Desconocida
PRIMERA APARICIÓN
Tales of Suspense # 47 (Noviembre, 1963)
CREADORES
Stan Lee & Steve Dikto

PODERES/HABILIDADES
El Fundidor no poseía ningún tipo de poderes, estando sus habilidades basadas en tecnología de su propia creación.
A pesar de lo que puede dar a entender su nombre clave, ninguna de sus armas generaba calor. El aparato que había creado emitía una forma de energía que lograba aflojar la fuerza de cohesión entre los átomos o las moléculas de las sustancias. Esto provocaba que las sustancias afectadas pasaran de un estado sólido a un estado líquido, creando el efecto de derretirse. Su primer rayo fundidor afectaba exclusivamente al hierro, pero una versión más avanzada del mismo consiguió afectar a cualquier sustancia. Cuando dicho rayo alcanzaba a un ser humano, solo conseguía, sin embargo, causar quemaduras de diferente gravedad. Usaba además una variedad de armas para utilizar el examinado rayo, lo disparaba a través de un aparato colocado en un arnés a la altura del pecho o en su cinturón; y en otras ocasiones utilizaba una simple pistola que disparaba el rayo. Sus armas tenían un alcance de hasta doscientos setenta y cinco metros, siendo su efecto disminuido con la distancia. Su batería tenía la capacidad de funcionar durante varias horas.

HISTORIA
Bruno Horgan era un empresario industrial que se especializó en el desarrolló, creación y producción de armamento para el gobierno de los Estados Unidos. Horgan se hundió en la bancarrota cuando una inspección de seguridad gubernamental probó que había estado utilizando materiales defectuosos en la creación de armamento. Todos los contratos con el departamento de defensa que Horgan poseía, fueron transferidos a su mayor competidor, Anthony Stark, que secretamente actuaba como el superhéroe conocido como el Hombre de Hierro.
Durante el desmantelamiento de una de sus fábricas el empresario arruinado observó un curioso y extraño fenómeno. Uno de sus radares experimentales, que había sido construido con materiales defectuosos, comenzó a funcionar de manera errática, disparando un haz de luz que al golpear materiales de hierro destruía la cohesión de sus componentes fundiéndolo. Horgan analizó el mecanismo con sumo cuidado, y dándose cuenta de su potencial como arma, y lo adaptó para dicha función. Tras rediseñar el arma lo amarró en un arnés a la altura de su pecho. Equipado con su nueva arma, Bruno Horgan comenzó su carrera criminal como el Fundidor. Su primer objetivo fue atacar las fábricas del que había sido su mayor rival, Anthony Stark. Si embargo fue derrotado por el propio Stark en su identidad de Hombre de Hierro, convirtiéndose este en su más frecuente Némesis.
Fue reclutado por el Barón Zemo para formar parte de los Señores del Mal originales, y junto a ellos se enfrentó a los Vengadores, siendo el Hombre de Hierro miembro del mencionado equipo, en dos ocasiones, para ser derrotados. Al morir el Barón Zemo, el Fundidor siguió su carrera en solitario. Fue reclutado, junto a un inmenso número de villanos, por el Doctor Muerte en su fracasado intento de arruinar la boda de Reed Richards y Susan Storm, miembros de los Cuatro Fantásticos.
Pasado un tiempo, encontrando su arma en el arnés incomoda e inefectiva, Horgan rediseño su arma para llevarla en una pistola. Aún así no se sintió del todo satisfecho, y consiguió secuestrar a Anthony Stark obligándole a rediseñar su arma para que fuera capaz de afectar a un sin fin de materiales, además del hierro, y crear quemaduras en los seres humanos. A pesar de dichos avances, fue derrotado de nuevo por el Hombre de Hierro y enviado a prisión.
Fue liberado por el robot asesino de humanos llamado Ultron, que reformo a los Señores del Mal bajo el apelativo de Capucha Escarlata. El equipo fracasó en el nuevo intento de ataque y fue derrotado de nuevo por los Vengadores. Después de esto, Horgan se alió con Látigo Negro, y el Hombre Toro para formar el Escuadrón de la Muerte. Juntos intentaron derrotar al Hombre de Hierro en una convención de cómics, y fracasaron. Un tiempo más tarde. Tras esto, el Fundidor readaptó su arma para llevarla en su cinturón. Intentó entonces derrotar al Hombre de Hierro para fracasar nuevamente.
Admitiendo su necesidad de aliados, Horgan se unió de nuevo a Látigo Negro, y a otro enemigo del Hombre de Hierro conocido como Ventisca. Los tres criminales recibieron financiación de millonario Justin Hammer que les permitió mejorar su armamento y equipo, a cambio de un porcentaje de lo que los villanos obtuvieran en sus robos. Pero tuvieron la poca fortuna de intentar cometer un robo en el casino del hotel de Atlantic City. Anthony Star y Bethany Cabe se encontraban allí en ese momento. Stark utilizó su mejorada armadura que estaba equipada para resistir los ataques del arma del Fundidor. Los villanos fueron derrotados y enviados a la prisión Ryker. Al poco tiempo, operativos de Justin Hammer liberaron a los tres villanos, y los llevaron a su base en su bote de lujo. El Hombre de Hierro había estado siguiendo la pista del millonario corrupto, y atacó en ese momento. El héroe le derrotó de nuevo para enviarle a prisión.
En esta ocasión, el Fundidor tuvo la oportunidad de conocer en prisión a un físico nuclear, que había sido condenado por evasión de impuestos. Juntos trabajaron en un proyecto que permitiera al rayo del Fundidor afectar la nueva armadura del Hombre de Hierro. Al salir de prisión Horgan volvió a atacar al Hombre de Hierro, pero irónicamente este llevaba una armadura antigua, con lo que el cambió en el rayo del Fundidor, no funcionó y este fue derrotado por el héroe una vez más.
Tras esto su reputación estaba tan dañada por sus constantes derrotas a manos de su enemigo y los Vengadores, que el Fundidor intentó un plan desesperado. Llegando a sus oídos que el miembro de los Cuatro Fantásticos, La Cosa, se encontraba hospitalizado recuperándose de serias heridas, planeó atacarle. De esta manera podría reestablecer su reputación, pero desafortunadamente no fue al único villano al que se le ocurrió el mencionado plan. El ataque masivo de villanos fue detenido por una serie de héroes que se habían propuesto proteger a la convaleciente Cosa.
A pesar de la nueva derrota, el Fundidor tomó su tiempo para planear un nuevo ataque a los Vengadores, llevado en esta ocasión por una obsesión que rozaba ya la locura. Fue durante dichos preparativos, que el sanguinario justiciero conocido como el Azote, se hizo pasar por su ayudante. Estando cerca de él, le disparó con una bala explosiva que acabó con su vida. El Azote se había embarcado en la misión de asesinar supervillanos, y tras asesinar a Bruno Horgan, destruyó su última versión del rayo fundidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario