Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

martes, 22 de abril de 2008

HOMBRE SUBMARINO

NOMBRE EN INGLES
Sub-Mariner
NOMBRE VERDADERO
Namor McKenzie
LUGAR DE NACIMIENTO
Atlantis, Antártica
AFILIACIONES
Invasores, Escuadrón de los Vencedores, Defensores, Profundidad Seis, Vengadores, Illuminati, Venganza de la Reina, Cabal, Patrulla-X Oscura, Patrulla-X
OTROS ALIAS
Hijo Vengador
FAMILIARES
Marrina Smallwood (segunda esposa, fallecida), Dorma (primera esposa, fallecida), Kamar (hijo, fallecido), Leonard Stuart McKenzie (padre, fallecido), Fen (madre, fallecida), McKenzie (hermano), Leon McKenzie (Sobrino), Thakorr (abuelo, fallecido), Korra (abuela, fallecida), Immanu (Bisabuelo, fallecido), Daka (Tío), Wathan (Suegro, fallecido), ), Zarina (tía), Byrrah (primo), Aquaria Nautica Neptuna Namora (prima), Namorita (prima), Daniel Smallwood (excusado), Tom Smallwood (Suegro), Gladys Smallwood (Suegra), Llyron (sobrino, , )Beeper (primo), Bobo (primo)
PRIMERA APARICIÓN
Motion Picture Funnies Weekly # 1 (Abril, 1939)
CREADOR
Bill Everett

PODERES/HABILIDADES
Namor es un hibrido, mitad homo sapiens, mitad homo mermanis. Este es el motivo por el que en ocasiones es considerado como el primer mutante de la compañía “Marvel”. De hecho la mayoría de sus poderes son consecuencia de su ascendencia Homo mermanis, exceptuando su capacidad de volar debido a diminutas alas que surgieron de sus tobillos. Su cuerpo esta perfectamente adaptado para vivir bajo el agua independientemente de la profundidad o presión a la que sea sometido. Respira a través de branquias situadas detrás de sus orejas. Su especial circulación sanguínea le permite soportar temperaturas extremadamente bajas, y le garantiza una visión aguda en las profundidades donde no llega luz alguna. Como hibrido puede sobrevivir bajo el agua y en la superficie, pero en la superficie requiere ocasional contacto con el agua para sobrevivir. Los Homo mermanis poseen fuerza sobrehumana, y Namor la posee en mayor medida todavía. Cuanto más húmeda permanezca su piel, más fuerza e invulnerabilidad posee. En plenas condiciones físicas es capaz de levantar más de cien toneladas de peso, y moverse a velocidades extremas. Su musculatura produce escasas toxinas de fatiga, lo que le garantiza una resistencia fuera de lo normal. Bajo el agua puede sanar sus heridas rápidamente y posee un sistema de sonar en el agua parecido al de los delfines. Su periodo de vida es más extenso al de las dos especies a las que pertenece.

HISTORIA
Durante una expedición a la Antártica en 1920, Leonard Stuart McKenzie comandaba el rompehielos Oráculo en una búsqueda de la embarcación perdida Shackelton y su equipo. La tripulación del Oráculo hizo uso de explosivos para hacerse camino a través del hielo, sin ser conscientes de que dichos explosivos estaban devastando la capital submarina de Atlantis. Sus ciudadanos, los Homo hermani, residían en Atlantis que había sido colonizada por sus ancestros. El emperador atlante Thakorr ordenó a su hija Fen que liderara una expedición para investigar el origen de dichas explosiones. Fen investigó por su cuenta tomando una poción que le permitía respirar fuera del agua. Al ser sorprendida a bordo del Oráculo, la princesa entabló amistad con el Capitán McKenzie a través del cual aprendió el idioma de los humanos, y ambos terminaron por enamorarse. La inusual pareja se casaron, pero su luna de miel se vio interrumpida por la segunda misión del Oráculo. Su pasajero Paul Destine convenció al Capitán para que explorasen los restos de una civilización bajo el agua que resulto proceder de los Lemurianos. Destine y Mackenzie encontraron una gran maquinaria dentro de un laberinto de cavernas subterráneas. Mientras McKenzie quería compartir su descubrimiento con el resto del mundo, Destine, hambriento de poder, provocó un derrumbamiento para hacerse con la maquinaria. McKenzie logró escapar, pero Destine acabó enterrado con la tecnología de Lemuria por culpa de la explosión que había provocado. Sin embargo, encontró el Casco de Poder, que ocultaba la Corona de la Serpiente, bajo las ruinas de Lemuria, y el poder que desprendía le permitió permanecer con vida, y aumentar su poder a pesar del paso de las décadas. Cuando McKenzie regresó al Oráculo, los Atlantes, liderados por Krang, atacaron el barco, debido a la larga ausencia de Fen. A pesar de las protestas de Fen, los hombres de Krang asesinaron a McKenzie. La tripulación huyó a través del hielo, causando más daños sobre la ciudad de Atlantis bajo el agua. Más adelante en el mismo año, Fen dio luz a un bebé con el mismo tono de piel de su padre, pero con la capacidad de respirar bajo el agua y con habilidades que superaban las de un ser humano, o un atlante. El niño fue llamado Namor, que significaba “Hijo Vengador”, y fue criado con el heredero potencial del trono de Atlantis. Namor desarrolló un gran orgullo por la raza de su madre, y emociones negativas hacia la humanidad. Namor creció junto a su primos Dorma, Namora, y Byrrah. Para cuando había cumplido los dieciséis años, Thakorr había trasladado a la familia real a una ciudad en el Océano Pacífico. Durante ese periodo de tiempo, Namor había retomado contacto con la humanidad e iniciado un romance con la adolescente Sandra Pierce, que provocó una alianza entre Atlantes y los hombres de negocios de la superficie. Sin embargo la alianza duró poco, cuando la polución de petróleo arruinó la Ciudad del Pacífico, con lo que los Atlantes se vieron forzados a regresar a la Antártica. En 1939, poco después de su decimonoveno cumpleaños, Namor se encontró con dos oficiales de rescate llamados Rob Nelson y Ev Carley. Al llevar trajes de submarinismo, Namor los confundió con robots, y los mató accidentalmente. Sus cuerpos fueron llevados ante Thakorr y Fen, que consideraron la posibilidad de una invasión de la superficie. Namor fue enviado a investigar, pero al llegar a Nueva York provocó confusión y hostilidad, lo que provocó una inevitable confrontación. Al haber pasado la mayor parte de su vida bajo el agua, Namor no se dio cuenta de que su naturaleza híbrida causaba un desequilibrio de oxígeno en su cerebro. Esto combinado con una actividad de esfuerzo extremo, lo predispuso a un comportamiento irracional, y en ocasiones violento. La mujer policía llamada Betty Dean logró desviar la atención de Namor hacia la creciente amenaza Nazi, y al mismo tiempo Betty y Namor forjaron una sólida amistad., aunque esto no hizo desaparecer la irritabilidad de Namor hacia el mundo de los hombres. A pesar de que a menudo se sentía irritado contra la superficie, Namor nunca mantuvo rivalidades concretas. Incluso cuando la policía de Nueva York lo arrestó, se mostró dispuesto a ayudar a salvar varias vidas durante una emergencia. Pero a pesar de los esfuerzos de Betty, a principios de 1940, Namor fue juzgado y condenado por los crímenes y muertes que había causado accidentalmente. Namor se burló ante dicha decisión alegando que nadie podría retenerle. La policía le drogó e intentó ejecutar en la silla eléctrica, lo que irónicamente le rejuveneció. Namor juró que la ciudad pagaría el intento de acabar con él, llegando a enfrentarse con el colega de Betty, Jim Hammond, más conocido como la Antorcha Humana. Namor logró derrotarle, pero a pesar de ello se forjó un sólido respeto entre ambos. Después de que Namor regresara a Atlantis, el neoyorquino Luther Robinson dirigió una expedición a la Antártica para capturarle, sin saber que Thakorr había reconsiderado su postura y ordenado un cese de los ataques contra la superficie. Cuando Robinson atacó a Namor, los Atlantes capturaron a parte de su tripulación. La situación le pareció divertida a Namor, que decidió permitir que los prisioneros escapasen. Por otro lado, Fen quedó impresionada por el valor de la novia de Robinson, Lynne Harris, le ordenó a Namor que la capturara para hacerla su esposa, pero Robinson logró rescatarla. Namor terminó por regresar a la superficie, y colaborar en la intervención de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Contactando con la Antorcha y su compañero Toro, los tres se unieron a una armada Atlante para enfrentarse a barcos de combate Nazi. Aunque el país aún no había entrado en la guerra, la victoria de Namor hizo que su popularidad ascendiera por toda la nación, que decidió perdonar sus antiguos crímenes. A pesar de ello, Namor aún sufría un desequilibrio de oxigeno, y capturó a Robinson y Harris llevándoles a Atlantis, Sin embargo surgió el afecto entre ellos, y Namor permitió que le acompañaran a Francia, donde impidió que los Nazis invadieran Gran Bretaña a través de un túnel bajo el mar. Desafortunadamente, a principios de 1941, un devastador ataque de la organización Axis sobre Atlantis dejó herido a Thakorr. Namor asumió su lugar, y arruinó su popularidad capturando al Presidente Franklin Roosevelt para conseguir el apoyo de los americanos a la fuerza. Fue perseguido por el Capitán América, cuyas habilidades y nobleza dejaron impresionado a Namor. Mientras ambos se enfrentaban, soldados Nazi intentaron fugarse con Roosevelt, lo que provocó que Namor y el Capitán terminaran por aliarse para rescatarle. Poco después, Namor capturó a Robinson y Harris de Francia, llevándolos a Atlantis, pero Betty Dean lideró su propia Legión para rescatarles. Namor terminó por desarrollar cariño por los Estados Unidos, y pasó semanas viajando por el país, aunque pronto regreso a la acción internacional, impidiendo que los Nazis tomaran control de los Druidas de Rockhenge. Cuando Atlantis sufrió aún más daños, Namor creó una alianza entre varias razas submarinas. El líder Mar Báltico, Rathia propuso que además de detener la guerra, conquistara el planeta. Namor se puso de acuerdo debido a su desequilibrio de oxigeno, y lideró ataques contra Rumania, Alemania, Gran Bretaña, Italia e incluso los Estados Unidos, donde atacó con un maremoto. Con la ayuda de la Antorcha, Namor recuperó el sentido común, y reestableció la confianza del mundo al sabotear una alianza de su tío Daka con la Alemania Nazi, por lo que recibió un perdón oficial de nuevo. Namor llegó a conseguir un almirantazgo honorario en la marina de los Estados Unidos al descubrir miembros de una quinta columna en Hawai. Lideró a su gente en campañas contra Axis, la liberación de islas americanas que habían sido invadidas, y llegó a evitar una invasión de Japón en Australia y California. Al pasar igual tiempo dentro que fuera del agua, logró que salud mejorara, y se volvió menos propenso a impulsos irracionales. Cuando los Estados Unidos entraron en la guerra en 1941, Namor se unió al Capitán América, la Antorcha Humana, Bucky y Toro para formar los Invasores. Poco después, Cráneo Rojo logró controlar mentalmente al equipo, que fue liberado por Bucky y la Legión de la Libertad. Semanas más tarde, Namor ayudó a Toro a liberar a la Antorcha del control de Pitón. Junto a los Invasores, Namor se enfrentó a amenazas como la Cruz de Hierro, el traidor atlante U-Man, Súper-Axis, y otras amenazas. También trabajó por cuenta liderando submarinos tanque de Atlantis contra divisiones Nazi en el Desierto del Sahara. Sin embargo, durante su ausencia de Atlantis, Fen reforjó la alianza de Daka con los Nazis, cuya brutalidad opinó les llevaría a la victoria. Con la ayuda del Capitán y la Antorcha, Namor logró expulsar a los Nazis de Atlantis, aunque esto dañó su relación con Fen. Junto al héroe conocido como Mau, el Chico Elefante, impidió que los japoneses invadieran la India. En Agosto de 1942, Namor había logrado crear daños altamente costosos en la Alemania Nazi. Después de atrapar al saboteador conocido como Cuchillo, Namor se infiltró entre la tripulación Nazi de un submarino alemán, pero acabó acusado de traición, y se vio forzado a enfrentarse a la Antorcha y Toro antes de que pudiera probar su inocencia. Cuando el ejército japonés creó su propia flota de naves iceberg, imitando a las naves de guerra atlantes, Namor se encargó de destruir toda la flota. De hecho, para el final de la guerra, Namor habría logrado destruir docenas de naves de Axis, submarinos y aeroplanos, acabando con miles de enemigos en el proceso. Mientras aceptaba misiones de agencias de inteligencia, Namor, que no debía lealtad a ninguna nación que no fuera la suya, ayudo al movimiento clandestino de Francia contra Axis. Su plan de infiltración funcionó mejor una segunda vez, cuando logró convencer a agentes alemanes de que se había unido a la causa de Axis, y entonces condujo a la flota alemana contra un embate de los aliados. Namor también logró terminar con el uso japonés de monstruos mecánicos y mutados en sus batallas navales, evitó que los cadáveres animados del Maestro Zombie asesinaran al Presidente Roosevelt, y combatió contra una invasión extraterrestre en Barbuda. En los Estados Unidos, Namor también se mantuvo ocupado enfrentándose al Culto del Pez Espada en Ohio, Dientes de Sable (Sim Altona), en California, y a Colmillo Amarillo en Kansas. En Florida, el misterioso Ogar del Océano retó a Namor por el gobierno de los mares, pero ni sus monstruos protoplásmicos, ni su alianza con los Nazis logró que le arrebatara el titulo a Namor. Cuando la guerra casi había terminado en 1945, los Invasores lamentaron la perdida del Capitán América y Bucky tras su encuentro contra el Barón Zemo. Ambas identidades heroicas adquirieron reemplazos. Namor se unió a estos, y antiguos miembros de los Invasores en el Escuadrón de los Vencedores. Trabajando con el Escuadrón, Namor se enfrentó a amenazazas como la Araña, la vampiro Mona Welles y Ace Gang. A principios de 1947, Namor se reunió con Namora, y la pareja buscó venganza contra Brian Richards y Su banda por haber saqueado Atlantis y asesinado al padre de Namora. Namora se unió a Namor en sus actividades en la superficie, ayudándole a detener los incendios de Firebrand, la experimentación en humanos del Profesor Dev Mencha, y los crímenes del Vikingo. En 1949, el Escuadrón de los Vencedores se disolvió, y sus miembros se retiraron. Namor abandonó sus actividades en la superficie, y se dedicó a Atlantis, promoviendo su expansión pacífica. Alrededor de 1951, otro héroe de guerra llamado el Destructor, intentó reclutar a Namor para su equipo el Batallón V, pero no lo consiguió. Durante estos años, la fuerza de Namor disminuyó, y perdió su capacidad de vuelo. A finales de 1953, Namor ayudó a Betty Dean a investigar la desaparición de de varios barcos, lo que les llevó a descubrir una invasión de robots extraterrestres. Por desgracia, cuatro años bajo el agua, habían dejado a Namor desequilibrado, y sus arranques caprichosos resurgieron. No solo desarrolló una creciente obsesión contra el comunismo, sino que se enfrenó a amenazas tales como extraterrestres, así como animó a otras razas a hacerse con el agua de la Tierra. Fue exiliado en dos ocasiones de Atlantis por dar prioridad a sus asuntos en la superficie, gracias al descontento extendido por su propio primo Byrrah. Este logró volver a las autoridades de la superficie en contra de Namor, al crear un robot en su imagen que cometió repetidos crímenes. Sin embargo Namor superó estos reveses, y logró rejuvenecerse gracias a tecnología Atlante que le permitió volver a recuperar todo su poder. A mediados de 1955, Namor lideró una delegación Atlante para solicitar ingresar en las Naciones Unidos. Desafortunadamente, su inesperada llegada provocó el pánico, y un hombre disparó contra los Atlantes. Los disparos rebotaron contra la piel invulnerable de Namor, acabando con la vida de uno de los transeúntes, Guillaume Trufaut, que pereció en brazos de su hija Jacqueline. Este hecho dejó a Namor descorazonado, y decidió abandonar sus nuevas andanzas en la superficie. Durante ese periodo, Namor tuvo un hijo, llamado Kamar, con una doncella que fue asesinada por un enemigo sin identificar. Para proteger a su hijo, Namor lo envió al asentamiento en el Ártico. Tres años más tarde, tras el nacimiento de la hija de Namora, Namorita, que era en realidad un clon, Namor investigó varios ataques contra Atlantis que le llevaron a enfrentarse de nuevo a Paul Destine. Este logró controlarle mentalmente, y le envió a Nueva York, borrando todos sus recuerdos. Tras esto, Destine destruyó Atlantis y se sumió en animación suspendida. En 1961, Namor fue controlado por Garra Dorada, durante un breve periodo de tiempo, pero por los demás pasó todo el tiempo vagando sin rumbo no recuerdos de quien era. Estableció amistad con varios parias, pero no llegó a encajar debido a su permanente amnesia. Años después, el miembro de los Cuatro Fantásticos, Johnny Storm, que se había convertido en la nueva Antorcha Humana, se aventuró por Nueva York, tras una discusión con sus compañeros de equipo. Johnny se encontró con Namor, a quien reconoció y afeitó para confirmar sus sospechas. La Antorcha le llevó hasta la bahía arrojándole al agua, donde Namor recuperó la memoria. Al llegar al puesto de avanzada Atlante, lo encontró destruido por radiación de la superficie, y descubrió que la ciudad de la Antártica había sido destruida también. Al haber pasado casi la mitad de su vida en la superficie, su desequilibrio le había vuelto prácticamente loco, y culpando a la humanidad de los desastres, decidió atacar. Tras convocar al monstruo de las profundidades conocido como Giganto, lo envió contra la ciudad de Nueva York. Los Cuatro Fantásticos lograron acabar con Giganto y derrotar a Namor, pero no antes de que este desarrollara una gran atracción hacia la Chica Invisible. Tras varios enfrentamientos con los Cuatro Fantásticos, y llegar a aliarse con el traicionero Doctor Muerte de Latveria, Namor descubrió una colonia de Atlantes que se había establecido en el Atlántico, entre los que se encontraba Lady Dorma. Namor juró vengarse de los crímenes contra su raza, y decidido a conquistar la superficie, para lo cual envió legiones a todas las naciones costeras, dirigiéndose a Nueva York personalmente. La invasión de la ciudad comenzó, y cuando los Cuatro Fantásticos se enfrentaron a los Atlantes, la Chica Invisible fue herida en el combate. Namor puso en riesgo la victoria para acudir en su ayuda, lo cual le alienó de su gente que se sintió abandonada. Tras este desafortunado evento, se alió contra la Masa para enfrentarse a los Vengadores, pero cuando este revertió a su forma humana como Doctor Bruce Banner, se vio en desventaja. Viajando al ártico, se encontró unos esquimales venerando a un bloque de hielo. Loco de furia arrojó el bloque al mar, que se disolvió liberando al Capitán América, que había sobrevivido en animación suspendida. Mientras los Vengadores le rescataron del mar, Namor se alió al extraterrestre Vuk de los D’bari para emboscar al equipo, pero el Capitán, aún con un poco de amnesia, ayudó a los Vengadores. Ninguno de los dos se reconoció, en el caso de Namor debido a su desequilibrio tras su larga exposición al oxígeno. Namor intentó aliarse a Magneto y su Hermandad de Mutantes Diabólicos que fue derrotada por la Patrulla-X. Sin embargo, su interés por la superficie decayó al verse obligado a defender a Atlantis de la invasión de Attuma. Sin que Namor lo supiera, Dorma solicitó la ayuda de los Cuatro Fantásticos para enfrentarse a Attuma, que regresaría constantemente para volver a intentarlo. Decidido a reparar sus relaciones con la superficie, Namor permitió que le arrestaran. Durante su ausencia, el renegado Krang se hizo con el poder en Atlantis, forzando una alianza con Dorma. Al descubrir esto, Namor abandonó su juicio, creando más cargos en su contra. Tras obtener el Tridente de Neptuno, Namor recibió la bendición de dios del mar, y derrotó a Krang recuperando el trono y el amor de Dorma. Mientras tanto, Paul Destine regresó a la vida, y provocó un nuevo enfrentamiento contra Namor, pero terminó por causar su propia muerte accidentalmente. Reclamando la Corona de la Serpiente tras el enfrentamiento, Namor comenzó un nuevo asalto sobre Nueva York, hasta que una anciana Betty Dean le convenció para que desistiera. Tras regresar a Atlantis, el antiguo dios Set utilizó la Corona como conducto para controlar a Dorma, antes de que el objeto fuera reclamado por Naga, gobernante demente del reino Lemuria. Naga estuvo a punto de acabar con Namor, que fue rescatado por el héroe de Lemuria, Karthon, que le ayudó a enterrar la corona en una fisura. Tras esto, Namor fue capturado por el extraterrestre Dynorr, aliado con un sacerdote Atlante renegado, llamado Kormo. Ambos lograron sellar las membranas de los pulmones de Namor, que le permitían manejar el oxígeno, y esto le dejó incapaz de respirar bajo el agua, e incapaz de reinar Atlantis. Después de verse forzado a utilizar un mecanismo para respirar bajo el agua, Namor fue sanado por el científico atlante Ikhton. Poco después, Namor se enfrentó al Demonio sin Nombre con la ayuda del Doctor Extraño. Durante aquella época, Namor forjó amistades tales como Tritón de los Inhumanos, y el héroe acuático conocido como Manta Raya. Namor dedicó su tiempo a los intereses de Atlantis, y le pidió a Dorma que fuera su reina. Durante la ceremonia, Dorma fue capturada por Llyra, mitad lemuriana, que se hizo pasar por ella para casarse con Namor. Sin embargo, la ley Atlante tenía en cuenta ese contratiempo, y el casamiento no fue efectivo ni invalidó el intencionado con Dorma. Sin embargo, Dorma pereció intentando ayudar a Namor contra Llyra, lo que provocó que este abandonara el trono. Tras esto, Namor se unió al Doctor Extraño y la Masa creando los Defensores, contando poco más tarde con Estela Plateada. Namor también tuvo la oportunidad de reencontrarse con su padre Leonard McKenzie, pero este fue asesinado por sus enemigos Tiburón Tigre y Llyra. Al caer en una trampa de su primo Byrrah, Namor se reencontró con la hija de Namora, Namorita, que había pasado décadas en la custodia de Llyra. En medio de todos estos sucesos emocionales, el Hombre de Hierro le invitase a unirse a él, Doctor Extraño, y Mister Fantástico para crear los Illuminati. Namor se reuniría con ellos durante periodos regulares, y cuando decidieron distribuirse entre si la gemas Infinitas, Namor recibió la misión de guardar la Gema del Tiempo. Sin embargo, Namor siempre se mostró desconfiado de las intenciones del Hombre de Hierro, por lo que regresó a Atlantis e inició un plan para infiltrar agentes durmientes en la sociedad de la superficie. Namor le confió a Namorita el cuidado de Betty Dean, pero el villano Doctor Hydro logró capturarlas a ambas, convirtiendo a Betty y otras en humanoides anfibios. Namor ofreció a esta nueva raza refugio en Atlantis, pero estos terminaron por trasladarse a la antigua ciudadela del villano, la Hidrobase. Aunque sus obligaciones le mantenían ocupado, Namor colaboró en ocasiones con los Defensores, siendo en una ocasión manipulados por Loki y Dormammu para enfrentarse a los Vengadores. Ambos equipos acabaron por unir sus esfuerzos para enfrentarse al enemigo común, y Namor y el Capitán América renovaron su amistad, al recuperar sus recuerdos de su tiempo juntos en la guerra. Pasado un tiempo, Namor se enfrentaba al atlante mutado Orca, cuando liberó accidentalmente un gas nervioso que dejó a los atlantes en animación suspendida, y le dejó incapaz de respirar a través del agua. Mister Fantástico diseño un uniforme para Namor, que le permitió procesar el oxígeno de manera artificial. Namor se unió entonces al Capitán América para enfrentarse a Krang el Escuadrón Serpiente. Poco después, la Hidrobase fue invadida por Attuma, Tiburón Tigre, y el Doctor Lemuel Dorcas, que asesinó a Betty Dean. Furioso, Namor solicitó la ayuda del Doctor Muerte, para liberar al resto de los anfibios humanoides, y derrotar a los invasores, y durante la batalla logró acabar con la vida de Dorcas. Sin embargo, Muerte amenazó la alianza cuando puso en peligro la misión al amenazar a los atlantes en animación suspendida, a los que aseguraba podía despertar. Namor se alió entonces con el héroe Mortaja para acabar con Attuma y sus fuerzas. Eventualmente, el Doctor Muerte despertó a los atlantes, y restauró la capacidad de Namor para respirar aire. Meses más tarde, Namor se encontró con Dorma que aparentemente había resucitado, y le animó a atacar la superficie, pero resulto ser el enemigo de los Defensores, Nebulón. Durante un tiempo, Namor consideró establecer una relación con su compañera de equipo la Valquiria, pero esta no terminó por cuajar. Más tarde, los fundadores de los Defensores fueron manipulados por el misterioso Tribunal que consideraba que su interferencia había desatado una serie de acontecimientos que terminarían con el planeta. Tras esto, dichos miembros abandonaron el equipo, siendo reemplazados por una nueva alineación. Namor pidió entonces la ayuda de la Chica Invisible para acabar con la amenaza del Amo del Mundo. Durante dicha misión conoció a Alpha Fligth, e invitó a su miembro extraterrestre, la acuática Marrina, a visitar Atlantis. Ambos terminaron por enamorarse, aunque Marrina terminó por huir aterrada por su naturaleza agresiva. En un nuevo intento de ingresar a Atlantis en Naciones Unidas, Namor pidió la ayuda de la bióloga Jacqueline Trufaut, sin saber que la hija del hombre que había fallecido accidentalmente durante su primera petición. Jacqueline reclutó a aquellos atlantes descontentos con Namor, y utilizo artefactos místicos para convertirse en una criatura marina. Namor pudo derrotarla, y regresó a Atlantis, donde se le exigió que abdicara. Reconociendo sus fallos, Namor aceptó. Tras esto, Namor aceptó la oferta del Capitán América, y se unió a los Vengadores. Estos le ayudaron a rescatar a Marrina, prisionera de Attuma, que ahora gobernaba Atlantis. Tras rescatarla, Namor se casó con ella y estableció el reino de Deluvia, a donde aquellos Atlantes en contra de Attuma, se trasladaron. Eventualmente, reingresó en los Vengadores en compañía de Marrina que acabó por mutar en un monstruo sin mente. Cuando los Vengadores no fueron capaces de detener el ataque destructivo de Marrina, Namor se vio forzado a asesinarla con la espada del Caballero Negro. Tras esta tragedia, Attuma se unió a Llyra y Ghaur, al servicio de Set, y casi logrando acabar con Namor durante su batalla contra Hydra. Vengadores y los Cuatro Fantásticos se enfrentaron a Set, y Namor reapareció entonces para ayudarles en la batalla final. Poco después, el científico Caleb Alexander diseñó un tratamiento para tratar el desequilibrio de oxígeno en Namor, logrando restaurar su estabilidad emocional. Namor reasumió el trono de Atlantis y recopiló una fortuna gracias a los tesoros hundidos del mar, tras lo que decidió fundar Oracle Incorporated, una organización diseñada para tratar problemas ambiéntales. Junto al Doctor Extraño y la Masa se enfrentó al hechicero Shanzar. Aunque el Doctor Extraño había descubierto que lo que el Tribunal había proclamado en el pasado era falso, Namor prefirió seguir su camino con la asistencia de Namorita, y Jim Hammond, la Antorcha original, que ahora trabajaba para su compañía. Tras pasar por un juicio que le exoneró de todas sus antiguas faltas, Namor se enfrentó a un clon de Dorma creado por la genetista exiliada Vyrra. Namor se embarcó en un viaje al reino extradimensional de K’un-Lun para rescatar a Puño de Hierro. Esto le hizo ganarse la animosidad de su enemigo Master Khan que borró la memoria de Namor. El Hombre Submarino reapareció en el noroeste de Estados Unidos, donde sus recuerdos comenzaron a regresar. Se enfrentó entonces al regreso de su madre Fen, que parecía seguir con vida. En realidad se trataba de la malvada Reina Artys-Gran, que había intercambiado cuerpos con Fen en 1958, y llevaba tiempo intentando la conquista de los Unforgiven Dead, una raza que había atormentado a Atlantis milenios atrás. Luciendo la armadura de Neptuno, Namor lideró a varios aliados para enfrentarse a dicha raza, mientras la verdadera Fen, atrapada en el cuerpo de Artys-Gran, reclutó a los atlantes. Ambas mujeres fallecieron durante la batalla. Tras la aparente muerte de Mister Fantástico, Namor asistió a los Cuatro Fantásticos en varias misiones, con la esperanza de conquistar el corazón de la Mujer Invisible. Llyra intentó manipular la situación haciéndose pasar por ella, y alegando estar embarazada de Namor. Sin embargo Llyra estaba embarazada del nieto de Leonard McKenzie, Leon. Cuando dio a luz, Llyra aceleró el crecimiento del bebé, que se convirtió en el adulto Llyron, y que se enfrentó a Namor por el control de Atlantis. Durante ese tiempo, Namor colaboró con Manta Taya para crear Hidropolis, una ciudad submarina dedicada a la investigación científica y administrada tanto por atlantes como por humanos. Sin embargo, ni Namor ni Llyron pudieron preveer el desastre cuando la hechicera Morgana Le Fay hizo que Atlantis se alzara a la superficie, acabando con la mayoría de la población en el proceso. Tras esto, Namor se unió a los Cuatro Fantásticos, los Vengadores y la Patrulla-X en la lucha contra la entidad Onslaught. Todo no mutante, incluido Namor, fueron trasladados a la Contra-Tierra por Franklin Richards, y dados por muertos. Allí, Namor experimentó de nuevo sus orígenes, y su desequilibrio de oxigeno, enfrentándose a los héroes. De regreso, seguía mostrando inestabilidad, y llegó a desarrollar incapacidad para respirar bajo el agua. El Doctor Extraño intentó estabilizar su psique con el Talismán de Abraxas, pero Namor le rechazó de manera impulsiva al descubrir que el Guerrero Keerg estaba manipulando Atlantis alegando seguir sus órdenes. Con la ayuda de varios aliados, Namor logró desenmascarar a Keerg, recuperando su habilidad para respirar bajo el agua en el proceso. Durante su ausencia, Hammond había utilizado Oracle Incorporated para crear un nuevo equipo de Héroes de Alquiler. Namor, que había recuperado la lealtad de la mayoría de los atlantes, vendió las acciones de la compañía, y decidió dedicarse al completo a su reino. La vida de Namor se complicó, cuando el hechicero Yandroth, le ligó a través de una maldición al Doctor Extraño, la Masa, y Estela Plateada, para que tuvieran que responder a cualquier amenaza en la Tierra como los Defensores. La maldición les corrompió, y llegaron a intentar conquistar el mundo como La Orden, aunque con la ayuda de otros Defensores fueron capaces de romper la maldición. Tras esto, Namor se unió a los nuevos Invasores que le ayudaron a reclamar la nación de Mazikhandar como protectorado atlante. Sin embargo, el grupo se disolvió debido al ataque de la organización Axis de Cráneo Rojo. Llyron creó su propio grupo terrorista, Fathom Five, para atacar la superficie y Atlantis en nombre de la facción religiosa extremista de At’la’tique. Tras ser derrotado por Namor y los Thunderbolts, la colonia de Llyron fue infectada por la radiación liberada por el Hombre Radioactivo, lo que les neutralizó temporalmente. Tras mantener una disputa con los Illuminati, por su decisión de exiliar a la Masa de la Tierra, Namor se retiró de toda actividad en la superficie una vez más; pero quedó devastado al descubrir la muerte de Namorita, junto a los Nuevos Guerreros en una lucha contra Nitro que provocó cientos de muertes. Dicho evento provocó la ley de registro de metahumanos, mientras Namor logró capturar a Nitro y lo mantuvo prisionero en Atlantis. La Guerra Civil de súper-héroes se desató, y Namor intentó convencer a Pantera Negra en Wakanda para que liderara una oposición internacional de la ley. Durante la guerra, el Hombre de Hierro organizó ataques sobre intereses atlantes para reducir los conflictos interiores en los Estados Unidos, aunque Namor no se enteró de dichas manipulaciones. Más adelante, Namor se enteró de que su hijo Kamar había usado una célula de agentes atlantes para diezmar Bentonville, en Kansas, con poder proporcionado por Nitro. Aunque Namor capturó las fuerzas de Kamar, SHIELD decidió mantener constante vigilancia sobre Atlantis, lo que hizo que Namor decidiera evacuar la ciudad y destruirla fingiendo su propia muerte al abandonar el cadáver de Kamar en las ruinas, Tras distribuir a su raza por el planeta, Namor reveló su engaño enfrentándose a las autoridades de la superficie en San Francisco. Allí uso tecnología atlante para crear una ola gigante que mantuvo inmóvil. Anthem, líder del súper-equipo de California persuadió a Namor para que retirara la barrera acuática. Cuando los Illuminati debatieron la inminente invasión Skrull, Namor acabó con uno que se hacia pasar por Rayo Negro, pero abandonó el equipo incapaz de confiar en ellos. Tras estos eventos, se unió al Cabal de Norman Osborn. Tras una reunión con el Cabal, Namor se reunió con Emma Frost, con quien había tenido una relación romántica en el pasado. Ambos hicieron un pacto, Namor ayudaría a proteger a los mutantes de cualquier posible trampa, mientras Emma prometió usar sus poderes para proteger la psique de Namor, en caso de que Osborn les traicionara. Tras la fracasada invasión Skrull, Namor accedió a reunirse con los Illuminati una vez más. Cuando Osborn decidió encargarse de la creciente población mutante en San Francisco, Emma se reunió con Namor y le solicitó que ingresara en los Dark X-Men de Osborn, que cooperando con los Vengadores de Osborn tomó control de San Francisco, poniendo fin a las revueltas anti-mutantes que apoyaban la Proposición X, un proyecto de ley para prohibir la reproducción mutante. Sin embargo, Namor y Emma trabajaban en secreto con Cíclope para evacuar a la población mutante de San Francisco, y establecerse en un islote de la costa, compuesto por los restos del Asteroide M de Magneto, y que pasó a llamarse Utopia. En pleno conflicto, Namor y Emma traicionaron a Osborn para establecerse en la nueva isla. El intento por parte de Osborn de atacar la Isla terminó en fracaso, pero este envió a Marrina, que había sobrevivido, en su forma bestial para atacar la isla. Namor no dudó en terminar definitivamente con ella, y llevó su cadáver ante Osborn, advirtiéndole en caso de que amenazara a su gente. Tras este evento, Magneto se instaló en Utopia y colaboró con Namor para crear una columna de soporte para la isla, que sirviera de residencia a la población atlante.

6 comentarios:

  1. por qe no acen una pelicula de namor? el es uno de los primero de marvel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, me encataría una película del personaje

      Eliminar
    2. tendrían que elegir al hombre mas sexy del planeta para interpretarlo y eso saldría muy caro jejejejeje

      Eliminar
  2. Namor es el primer personaje creado por Marvel comics según lo que dice en un comic que tengo

    ResponderEliminar
  3. En cierto modo es cierto. En realidad los primeros personajes de Marvel Comics fueron Namor, La Antorcha Humana y el Angel. Fue en el año 1939 y la editorial se llamaba Timely Publications. La antorcha humana no tiene nada que ver con Johnny Storm (de los Fantasticos) y el Angel no tiene nada que ver con Warren Worthington (de Patrulla X), Namor si es el mismo superhéroe actual, el hombre submarino, Namor Mckenzie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, aunque la Antorcha Humana androide sigue en activo en el presente

      Eliminar