Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

miércoles, 28 de septiembre de 2011

MAYOR VICTORIA

NOMBRE EN INGLES
Major Victory
NOMBRE VERDADERO
Vance Astro
Nacido Vance Astrovik
LUGAR DE NACIMIENTO
Saugerties, Nueva York, Estados Unidos, Realidad-691
AFILIACIONES
OTROS ALIAS
Astro Boy
FAMILIA
Arnold Astrovik (Padre, fallecido), Norma Astrovik (Madre, fallecida), Jerry Astroyevicht (Abuelo, fallecido), Katerina Astroyevicht (Abuela, fallecida)
PRIMERA APARICIÓN
Marvel Super-Heroes # 18 (Enero, 1969)
CREADORES
Arnold Drake & Gene Colan

PODERES/HABILIDADES
Vance Astrovik es un mutante psicoquinético capaz de generar fuerza física a través de su mente. Durante años solo fue capaz de manifestar dicha habilidad en forma de un rayo de fuerza de conmoción de gran poder. Dicho rayo era proyectado de forma concentrada o como un campo de expansión. Tras recibir una transfusión de sangre iónica, sus poderes se han visto incrementados en poder tanto como en versatilidad. Es capaz de disparar rayos mentales de tal potencia, que le permiten quebrar el metal o noquear a seres de gran poder. Mediante la aplicación de sus poderes es capaz de volar, levitar, mover o manipular físicamente a objetos y personas.
Puede crear construcciones de energía psicoquinética como escudos, burbujas, columnas o discos. Su uniforme incrementa su resistencia física, mantiene su cuerpo en forma y le protege de enfermedades o infecciones. Es un excelente estratega y luchador cuerpo a cuerpo, gracias a su perfecto estado físico.

HISTORIA
Vance nació en julio de 1962, en la Tierra de la Realidad-691. Mientras crecía, deseaba embarcarse en grandes aventuras, y soñaba en convertirse en un astronauta y superhéroe como su ídolo, el Capitán América. Su padre Arnold, cínico por naturaleza, despreciaba los sueños de Vance, considerándolos imprácticos y anormales. Durante años, intentó acabar con las fantasías de su hijo mediante la fuerza física. Sin embargo, ese abuso físico terminó cuando Vance llegó a la adolescencia. En 1980, a la edad de dieciocho años, Vance acudió a la universidad para estudiar astrofísica. Con el tiempo cumplió sus sueños de la niñez convirtiéndose en astronauta, convirtiéndose en el miembro más joven del programa espacial. Para reflejar un nuevo comienzo en su profesión, cambió su apellido por Astro de forma legal. Durante la década de 1980 en Tierra-691, el planeta se encontraba en un periodo de declive acelerado. La capa de ozono del planeta se había quebrado debido a la polución industrial, provocando epidemias de cáncer de piel, así como un uso extendido de trasplantes biónicos sobre las partes deterioradas del cuerpo humano. Los exploradores espaciales habían llevado a cabo grandes logros, estableciendo pequeñas colonias en la Luna o llegando a visitar el planeta Marte. Sin embargo, la inestabilidad económica y política del gobierno estadounidense acabó con el Programa Espacial. El Mayor Vance Astro se presentó voluntario para una importante misión en 1988, el primer viaje interestelar de la humanidad a bordo de la nave Odiseo I. 
Consciente de que el viaje al Sistema Alfa Centauri podía llevar mil años, Vance intentó acabar con sus lazos en la Tierra, pidiéndole a su novia Betina Marsha que le olvidara. También mantuvo una conversación con su padre quien, a pesar de reconciliarse del todo con su hijo, fue capaz de entenderle.
El equipo de apoyo que instaló a Vance en su nave, drenó su sangre y la reemplazó con un fluido preservativo especial. Dicha transfusión sería revertida automáticamente por los sistemas de la nave, una vez llegara a su destino final. Aunque sus órganos internos estaban cubiertos del fluido preservador, el compuesto químico no funcionaba sobre su piel. Debido a esto, todo su cuerpo fue revestido con un traje de contención de láminas de cobre. Tras el viaje, el traje no podría ser extraído ya que su piel se convertiría en polvo al estar en contacto con el aire. Mediante inyecciones fue sumido en hibernación. La nave fue lanzada al espacio, adquiriendo una velocidad de hasta un millón de kilómetros y medio por hora. Vance durmió durante la mayor parte del viaje, aunque la tecnología de la nave le despertaba ocasionalmente para que llevara a cabo reparaciones y mantenimiento. Durante esos momentos, la soledad sumía a Vance en la locura, y la única cosa que le salvaba de la completa desesperación era su hobby, investigar documentos sobre los superhéroes de la Tierra. La nave logró mantenerse en curso durante mil años, en parte gracias a la ayuda del aventurero Halcón Estelar. Éste tenía dones proféticos, y tenía interés en que Vance llegará a un destino especial que le aguardaba. Vance no era consciente de dicha ayuda.
Con el tiempo, la nave aterrizó en el Planeta Centauri IV en el año 3006. Al despertar, Vance descubrió que los seres humanos habían descubierto el viaje espacial a velocidades superiores a la de la luz, colonizando otros planetas como el de Centauri IV, que ya era parte de la interplanetaria Federación Unida de la Tierra. 
Su nave había sido dada por perdida, y había eludido el descubrir a otros humanos hasta su aterrizaje. Aunque fue recibido como un pionero del espacio heroico, Vance se sintió devastado al descubrir que su misión carecía de significado alguno, especialmente al encontrarse eternamente atrapado en su traje de contención. Logró evitar volverse loco al mantenerse ocupado con trabajo, asumiendo la obsoleta misión de explorar Centauri IV y estudiar su geografía y formas de vidas. Dichas formas de vida eran primordialmente humanoides marsupiales que disfrutaban de una comunión especial con la naturaleza. La mayoría de las tribus eran amistosas con los colonos humanos. Sin embargo, la tribu Zatoan prefería evitar contacto con los humanos. En el año 3007, el estudio geofísico de Vance le llevó hasta la zona salvaje del planeta donde conoció a Yondu Udonta, un joven cazador Zatoan que completaba el ritual solitario de la madurez de su tribu, el Hakta. Enfurecido por la interrupción de su ritual, Yondu atacó a Vance con su cuchillo. De forma instintiva, Vance contraatacó con un rayo de fuerza psicoquinética, la primera manifestación de sus habilidades mutantes latentes. Yondu fue noqueado y Vance fue capaz de comunicarle sus intenciones pacíficas. Con el tiempo, ambos forjaron una sólida amistad. Yondu fue volviéndose más tolerante, llegando a servir de guía para Vance mientras continuaba con su exploración del planeta. Al desconocer la cultura del planeta así como el estilo de vida del siglo XXXI, Vance tenía una actitud condescendiente con Yondu al principio. Sin embargo, Yondu sentía lástima en secreto por la autocompasión de Vance y sus taras emocionales. Pero al final, ambos establecieron un vínculo de respeto mutuo. Debido a que era un crimen que los Centaurians atacaran a los humanos, Vance protegió a Yondu, declarando que sus poderes mentales se habían manifestado durante su viaje espacial. 
Poco después, la Federación Unida de la Tierra fue atacada por los extraterrestres Badoon, que aniquilaron a la población de Mercurio, Júpiter, Plutón y Centauri IV, matando o esclavizando a la mayor parte de la población de la Tierra. Vance y Yondu eran aparentemente los últimos supervivientes de Centauri IV, e intentaron escapar del planeta. Sin embargo, los Badoon derrotaron la anticuada nave de Vance con facilidad. Ambos fueron llevados ante Drang, comandante supremo de los Badoon en la Tierra. Drang valoró el conocimiento de un hombre de la edad de Vance, al que le ofreció su vida a cambio de que se uniera a los Badoon. Vance debía probar su lealtad asesinando a Yondu. Vance fingió aceptar, usando las flechas sensitivas al sonido de Yondu para llevar a cabo la ejecución, consciente de que Yondu podía controlarlas. Los dos usaron la distracción para escapar y se unieron a otros rebeldes. Estos eran Charlie-27 de Júpiter, y Martinex T’Naga de Plutón. Con la desconocida ayuda de Halcón Estelar, los cuatro llegaron a un lugar seguro y decidieron crear el equipo conocido como los Guardianes de la Galaxia. Halcón Estelar había manipulado muchos eventos para que dicho equipo fuera creado.
A menudo, Vance tomó el mando cuando los Guardianes entraban en combate, y sus tres compañeros llegaron a aceptarle como su líder no oficial, en parte debido a su reputación legendaria. 
A pesar de esto, Vance provocaba mucha tensión en el equipo. Propenso a la depresión y la autocompasión debido a su condición, a menudo era beligerante, irascible y maleducado. Su situación física mejoró un poco cuando los Guardianes de la Galaxia se refugiaron en los campos helados de Europa, luna de Júpiter. Allí encontraron una base oculta, abandonada tiempo atrás por una colonia de mutantes superhumanos de la Tierra. La base contenía elementos de uniformes del estilo de varios superhéroes. Al considerar a los superhéroes de la Tierra una inspiración, algunos de los Guardianes de la Galaxia adquirieron algunos de estos uniformes, que poseían el emblema de una estrella que se convirtió en símbolo del equipo. Vance se hizo con un uniforme negro y plateado, modificado y mejorado por Martinex, que era muy ligero aunque a prueba de balas. La base de Europa también albergaba una nave espacial inacabada. Los Guardianes acabaron su construcción y la denominaron “Capitán América”. Los Guardianes lucharon contra los Badoon durante años, convirtiéndose en los líderes de la resistencia contra los extraterrestres. En el año 3014, la terráquea Tarin fue enviada accidentalmente a la era moderna de Tierra-616, y regresó con el Capitán América, la Cosa y Sharon Carter. Éstos se aliaron con los Guardianes para liberar la Ciudad de Nueva York de la ocupación de los Badoon, antes de regresar a su era y Realidad. 
Fue una victoria especialmente emocionante para Vance, quien pudo conocer y luchar al lado del Capitán América, su héroe e ídolo de juventud. Al descubrir que los Badoon habían planeado y fracasado en un intento de invasión sobre la Tierra-616, hacía ya un milenio, los Guardianes investigaron el caso. Mediante el viaje temporal, los Guardianes de la Galaxia viajaron a la era moderna de Tierra-616. Allí conocieron al joven Vance Astrovik de esa realidad y se aliaron con los Defensores para derrotar a Eelar, una anguila mutada para ser un monstruo mediante tecnología desechada por los Badoon. Al conocer a los Defensores y los Guardianes de la Galaxia, el joven Vance refirmó su creencia en los héroes como parte de un mundo maravilloso. Sin embargo, el Doctor Extraño, líder de los Defensores, extrajo ciertos recuerdos del encuentro de la mente del joven Vance, en parte para evitar alterar su futuro. Tras esto, los Defensores acompañaron a los Guardianes al siglo XXXI de Tierra-691, donde ambos grupos liberaron a la humanidad y derrotaron a los Badoon, con la ayuda de Halcón Estelar, quien finalmente reveló su existencia a los Guardianes.
La Tierra había sido finalmente liberada, pero los Guardianes perdieron su sentido del propósito al sentirse fuera de lugar entre seres humanos ordinarios. Esto afectó especialmente a Vance, quien se sentía muy preocupado con su estatus como un hombre fuera de su tiempo, atrapado en un traje metálico. Llegó a considerar el suicidio, pero Halcón Estelar le reclutó junto al resto de los Guardianes, para proponerles que se convirtieran en exploradores del espacio. Todos aceptaron, y sus viajes se financiaron cuando Vance vendió sus chips de documentación sobre los héroes del pasado. Vance continuó como fuente de liderazgo y conflicto en el equipo, sintiendo más ira en sus relaciones con Halcón Estelar, debido a que despreciaba su personalidad enigmática y arrogante. Poco después, la última superviviente de Mercurio, Nikki, se unió a los Guardianes de la Galaxia; así como la esposa de Halcón Estelar, Aleta, quien compartía una existencia física con su marido. Los Guardianes destruyeron a la entidad cósmica Karanada, anulada por la unión de amor de los espíritus de Vance y Nikki en un plano superior. 
También descubrieron documentos históricos sobre como Estela Plateada había impedido la primera invasión Badoon sobre la Tierra, lo que enfureció a Vance al descubrir como los Badoon habían vuelto a la humanidad contra Estela Plateada con facilidad. Se enfrentaron a los Saqueadores de Arcturus, cuyo comandante Ogord, y padre de Aleta, provocó la muerte de los hijos de Halcón Estelar y Aleta. Ambos quedaron devastados, y el dolor de Aleta terminó por convertirse en odio hacia Halcón Estelar, a quien culpaba de la muerte de sus hijos. Los Guardianes construyeron una nueva nave a la que bautizaron como “Dama de la Libertad”. Nikki mostró interés romántico por Vance, quien la desanimó debido a su condición física y su diferencia de edad.
Poco después, los Guardianes derrotaron al ciborg Korvac con la ayuda de Thor, procedente de la era moderna de Tierra-616. Cuando Korvac escapó a la era moderna de Tierra-616, los Guardianes le siguieron allí aliándose con los Vengadores para buscarle, mientras protegían al joven Vance de esa era, ya que temían que fuera objetivo de Korvac. Durante su estancia, los Guardianes se convirtieron en miembros honorarios de los Vengadores, y ambos equipos terminaron por luchar unidos contra Korvac, quien aparentemente acabó con su propia vida cuando sus planes de conquista universal se vinieron abajo. Vance se había visto obligado a quedarse en la nave en órbita durante la estancia en Tierra-616, ya que temían que más encuentros con su joven contrapartida alteraran el espacio continuo. A pesar de esta limitación, Vance ayudó a los Vengadores en sus conflictos con el Coleccionista y Korvac; y ayudó a Miss Marvel a derrotar al villano Sin Rostro. 
Cuando los Guardianes se preparaban para regresar a su era y Realidad, Vance se percató de que no podía soportar la idea de que su joven contrapartida sufriera mil años sin sentido como astronauta. Utilizó sus poderes para despertar los poderes mutantes latentes del joven Vance, quien aprendió a controlarlos con ayuda de la Cosa. Con la guía de la Cosa, el joven Vance abandonó su sueño de convertirse en astronauta por el de convertirse en superhéroe. El padre del joven Vance se enfrentó al adulto, exigiendo saber qué derecho tenía a interferir en sus vidas. Vance respondió revelándole su identidad desenmascarándose brevemente. Al percatarse de que su traje de contención tenía propiedades regenerativas, Vance había apostado a que podía quitarse la máscara brevemente. Satisfecho al ver que el joven Vance escaparía a su destino, Vance y los Guardianes regresaron al siglo XXXI de la Realidad-691. De camino impidieron que Korvac se reencarnara en diferentes periodos temporales.
Má adelante y a su pesar, Martinex fue elegido nuevo líder de los Guardianes de la Galaxia, pero no cesó en su intento de convencer a Vance para que reasumiera el liderazgo. En el año 3017, Yondu encontró el Libro de Antag, una antigua obra Centaurian. Al leerla, Vance encontró pistas sobre el paradero del legendario escudo del Capitán América. Vance insistió en la importancia de buscar el escudo. Durante la búsqueda, el traje de Vance se quebró, pero Martinex lo selló salvándole la vida, y reemplazando el traje por otra replica de Adamantium. La búsqueda del escudo llevó a los Guardianes a un industrializado y desértico planeta gobernado por la inteligencia artificial Mainframe, antiguamente el sintozoide Visión, quien conservaba el escudo. Cuando invasores marcianos habían conquistado la Tierra-691 brevemente en el año 2001, el Doctor Muerte había enviado el escudo al espacio para que los conquistadores no se hicieran con él. Antag, sirviente del Doctor Muerte, había llevado el escudo al planeta de Mainframe, dejando pistas sobre su ubicación. Las pistas atrajeron a los Guardianes, pero también al equipo conocido como Fuerza. 
Mainframe hizo que ambos equipos lucharan entre sí para determinar quién merecía el escudo. Los Guardianes se hicieron con la victoria, cuando Vance admitió que el escudo no era especial por sus propiedades, sino por los valores que representaba: libertad, justicia y coraje. Mainframe le entregó el escudo a Vance, quien comenzó a usarlo en combate. Deseando ser digno del escudo, se volvió más centrado, tranquilo, diplomático y desarrolló autoestima. Yondu llegó a creer que Vance había heredado de alguna forma el espíritu del Capitán América.
Tras ser liberada de compartir el cuerpo de Halcón Estelar y separada de él, Aleta intentó desarrollar un romance con Vance de forma agresiva. El equipo tenía una nueva nave llamada “Capitán América II”, y Martinex había modificado el camarote de Vance para que dentro, pudiera quitarse el traje de contención. Capaz de tener una vida amorosa por primera vez, Vance comenzó una relación con Aleta, y ambos acabaron prometidos. Sim embargo, cuando la separación de Halcón estelar y Aleta comenzó a quebrar la estabilidad molecular del primero, éste se fusionó a la fuerza con Aleta de nuevo. Esto no solo acabó con el romance de Vance y Aleta; sino que también provocó que Halcón Estelar fuera expulsado de los Guardianes de la Galaxia. Con el corazón partido, Vance acompañó a los Guardianes a la Tierra, donde descubrieron que la sociedad humana se había venido abajo debido a un holograma adictivo del Doctor Muerte, denominado RTV. Lo que quedaba de la sociedad era contralada por violentas bandas callejeras, en especial los Castigadores, asesinos apoyados en secreto por los Badoon. Vance accedió a liderar a los Guardianes cuando Martinex partió para establecer el equipo conocido como Guardianes Galácticos. Aliado con Tarin y sus luchadores, los Guardianes destruyeron la fábrica de producción del RTV, neutralizando a los Castigadores y los Badoon que les apoyaban en el proceso.
En dicha victoria, participaron Simon Williams, conocido como Hollywood, el místico Krugarr y la Inhumana Talón, quienes se unieron a los Guardianes de la Galaxia. Herido seriamente en la batalla, Vance fue colocado en animación suspendido por Hollywood, quien le cedió una trasfusión de su sangre iónica. Krugarr y su mentor también realizaron un hechizo preservador para ayudarle. Esta combinación logró sanar a Vance y revitalizó su cuerpo, haciendo posible que dejara de necesitar su traje de contención. Krugarr transformó el traje de Vance en un uniforme patriótico similar al de su ídolo, el Capitán América. Tras esto, Vance adoptó el nombre de Mayor Victoria, inspirándose en un héroe de la década de 1940. Hollywood, quien había servido junto al Capitán América, se ofendió inicialmente con este cambio, y el uso del escudo del héroe a manos de Vance. Sin embargo, tras verle en acción, Hollywood aprobó el cambio y ambos se hicieron buenos amigos. Halcón Estelar regresó, todavía fusionado con Aleta; y Yondu decidió regresar a Centauri IV despidiéndose de Vance. Los Guardianes regresaron a la era moderna de Tierra-616 en una misión errónea para matar a los Badoon en el pasado, para que no pudieran conquistar la Tierra en el futuro. Vance se negó a aprobar esa misión, pero sus compañeros se impusieron por mayoría. Una vez allí, los Guardianes ayudaron a los Vengadores contra los Señores del Mal, y el equipo aceptó a Rita DeMara, Chaqueta Amarilla, en sus filas. Vance se reunió con su joven contrapartida, quien se había convertido en su superhéroe pero había sido arrestado tras matar accidentalmente a su abusivo padre. Le ofreció consejos y apoyó para que no se rindiera. 
El Capitán América también aconsejó a Vance para que convenciera a los Guardianes de desistir en su misión. Vance logró hacerlo, y el plan fue cancelado. Los Guardianes regresaron a su era.
Vance y Aleta reanudaron su relación cuando ella logró hacerse con el nombre y el poder de Halcón Estelar, enviando a éste atrás en el tiempo en la forma de un niño sin poderes. Sin embargo, el poder y conocimiento de Halcón Estelar convirtieron a Aleta en una mujer fría y distante, lo que dañó su relación con Vance. Cuando Vance se encontró con el ser cósmico conocido como Todopoderoso, intentó advertirle que no interfiriera con el demonio Malevolencia y su poderoso amo, el Protegido. Irritado, el Todopoderoso le dijo a Vance que carecía de un concepto real del poder y conjuró un uniforme negro bajo su piel, con el propósito de que le recordara a Vance el poder que todavía debía descubrir. Los poderes psicoquinéticos de Vance crecieron de forma constante tras esto, y asumió que el uniforme del Todopoderoso había aumentado sus habilidades mutantes. Sin embargo, no era consciente de que su sangre había empezado a producir células iónicas como las de Hollywood, lo que en realidad aumentaba sus poderes. Al decidir que era egoísta conservar un artefacto histórico como el escudo del Capitán América, Vance decidió donárselo a Tarin cuando se convirtió en Presidente del Corredor Noroeste, y el escudo fue expuesto públicamente como símbolo de inspiración para los habitantes de la Tierra. Vance permaneció en activo con los Guardianes de la Galaxia; y Yondu y Halcón Estelar regresaron al equipo. Para aquel entonces, el Todopoderoso se había embarcado en un conflicto peligroso con Malevolencia, Mefisto y el poderoso Protegido. Cuando los Guardianes se aliaron con el Todopoderoso, Mefisto eliminó el hechizo de preservación de Krugarr; y Vance comenzó a envejecer de forma acelerada. 
El uniforme del Todopoderoso reaccionó  envolviendo a Vance como un nuevo traje de contención, restaurando su vitalidad física. El Protegido exilió a Mefisto y Malevolencia por haber fracasado en la derrota de los Guardianes, pero acabó siendo neutralizado por una alianza de poderes cósmicos que le consideraban demasiado peligroso para seguir libre. El Todopoderoso también fue exiliado a su universo de origen, aunque continuó monitorizando a los Guardianes a través del uniforme de Vance.
Mientras tanto, Aleta abandonó la identidad de Halcón Estelar al pensar que eliminaba sus emociones, permitiendo que Stakar la reclamara. Ambos se separaron, y Aleta pudo entonces reanudar su relación con Vance. Sin embargo, dicha relación volvía a ser problemática debido a que Vance se encontraba sellado dentro de su nuevo uniforme de contención. Con esfuerzo, Vance lograba abrir aperturas en el uniforme, logrando besar a Aleta, pero el uniforme pareció cobrar vida rodeando el rostro de Aleta con tentáculos. Asqueada, Aleta le dijo a Vance que permaneciera alejado de ella mientras llevara el uniforme. Vance continuó liderando a los Guardianes, intentando dejar de lado sus sentimientos hacia Aleta, y se vio enfrentado a menudo con Garra, quien se volvió más insubordinado. La relación a distancia con Martinex también se volvió tensa ya que Vance resentía la manera en la que evaluaba a su equipo y acciones. Las tensiones en los Guardianes llegaron a su punto álgido cuando Vance creó una alianza con el marciano asesino Ripjak para enfrentarse a Bubonicus, un ser cósmico que propagaba plagas por el universo. Ripjak y Vance se enfrentaron a Bubonicus si ayuda del resto, ya que eran los únicos inmunes a sus poderes que provocaban enfermedades. Sin embargo, Vance no había explicado este hecho a los Guardianes cuando partió con Ripjak; y Garra asumió el liderazgo de los decepcionados Guardianes en rebelión. 
Vance, Ripjak y el Alto Evolucionador salvaron el planeta Santuario del ataque de Bubonicus. Pero cuando Vance regresó de la batalla, descubrió que los Guardianes habían votado separarse temporalmente y considerar el futuro del equipo, planeando reunirse de nuevo y celebrar elecciones para elegir a un nuevo líder. Enfurecido al ver que todos, menos Yondu, habían votado a favor de esta decisión, Vance se sintió apaciguado al descubrir que Aleta había decidido quedarse con él para ayudarle a analizar su uniforme de contención y salvar su relación.
Vance pasó meses sometiéndose a pruebas, algunas de ellas llevadas a cabo por Martinex, con quien se reconcilió durante el proceso. Los resultados de las pruebas determinaron que el uniforme de Vance no era una forma de vida simbiótica, como sospechaban, sino una exoarmadura de origen no determinado. Su aparente comportamiento consciente era un efecto secundario de su composición hormonal alienígena, reaccionando a la incrementada bioquímica mutante de Vance. Adicionalmente, descubrieron que sus poderes aumentaban debido a sus células iónicas sanguíneas. Poco después de finalizar las pruebas, Vance y Martinex regresaron a los Guardianes de la Galaxia, reunidos de nuevo bajo el liderazgo de Charlie-27. El equipo viajó atrás en el tiempo para impedir que los marcianos invadieran la Tierra en el año 2001, aunque todos eran conscientes de que lo único que podían hacer era crear una línea temporal alternativa y divergente en la cual la Tierra nunca era invadida. Los Guardianes tuvieron éxito en dicho plan pero su enemigo, el Inhumano Wormhole les envió a través de una distorsión espacio temporal. Vance y los Guardianes resurgieron  en la era moderna de Tierra-616, siguiendo el rastro de una anomalía temporal que les llevó a un breve conflicto con los Nuevos Guerreros, liderados por el joven Vance bajo el nombre de Justicia, convertido de nuevo en héroe tras ser liberado de prisión.
Más adelante en la era moderna de Tierra-616, Star-Lord creó su propio equipo de Guardianes de la Galaxia. Sus primeras misiones consistieron en sellar una serie de fisuras en el espacio tiempo. Una de esas fisuras liberó una masa de tiempo congelado y desplazado, que contenía al Mayor Victoria en estado de hibernación, en hielo. Llevaba un uniforme similar al negro y plateado, así como el escudo del Capitán América. Aparentemente, había sido desplazado en algún momento de la línea temporal de Tierra-691, o era la contrapartida de una línea temporal muy similar. El uniforme revivió al Mayor Victoria cuando una batalla entre Star-Lord y monstruos desplazados en el tiempo, provocó que el hielo se quebrara. El Mayor Victoria ayudó brevemente al equipo de Star-Lord, tras lo cual se presentó como Vance Astrovik de los Guardianes de la Galaxia antes de perder el conocimiento de nuevo. Al despertarse, el amnésico Mayor Victoria apenas recordaba haber viajado al pasado en una misión de importancia vital, y de forma involuntaria bautizó al equipo de Star-Lord. El Mayor Victoria se unió al nuevo equipo, enfrentándose a versiones alternativas de Halcón Estelar, quienes atacaban a los Guardianes de Tierra-616 temiendo que la existencia del equipo y la presencia del Mayor Victoria, desplazado temporalmente, pudieran provocar desastres cósmicos que consumieran múltiples líneas temporales. Dicho desastre era conocido como “La Falla”. También se enfrentó a los Badoon para detener una guerra entre los Shi’ar y los Kree, que podría provocar la creación de La Falla; y fue brevemente dado por muerto tras luchar contra la Iglesia Universal de la Verdad y Adam Magus. Más adelante, los Guardianes de la Galaxia se aliaron con varios héroes y Thanos para impedir una invasión procedente de la Realidad-10011, más allá de La Falla. Todavía se desconoce si este Mayor Victoria es el mismo del siglo XXXI de Tierra-691, o si va a decidir regresar a su era y Realidad.

2 comentarios:

  1. pedro montanez vargas25 de marzo de 2013, 2:24

    vaya al fin lo encontre pensaba qe no sabias de este personaje pero la verdad me asombra tu nivel de conocimiento de personajes de marvel tan grande y de verdad qe te admiro ya qisiera yo yener ese conocimiento.

    ResponderEliminar
  2. gracias, ahora entiendo un poco mejor al mayor victoria..... ahora si tiene una hilaridas con los cuardianes de la galaxia vol. 1

    ResponderEliminar