Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

sábado, 27 de octubre de 2012

FORTACHON

NOMBRE EN INGLES
Strong Guy
NOMBRE VERDADERO
Guido Carosella
LUGAR DE NACIMIENTO
Rhinebeck, Nueva York, Estados Unidos
AFILIACIONES
OTROS ALIAS
Capitán Capitalismo
FAMILIA
Anthony (Primo), Louis (Tío), Lois (Tía)
PRIMERA APARICIÓN
New Mutants # 29 (Julio, 1985)
CREADORES
Chris Claremont & Bill Sienkiewicz
 
PODERES/HABILIDADES
Guido es un mutante nacido con una estructura genética que le concede habilidades especiales, que le diferencian de los seres humanos. Con la pubertad desarrolló la habilidad de absorber energía cinética con cada impacto, utilizándola para incrementar su masa y fuerza. Es necesario que descargue la energía sobrante cada noventa segundos, y si no lo hiciera correría el riesgo de sufrir deformaciones físicas. Debido a la energía que absorbió y no descargó al descubrir sus poderes, la fuerza base de Guido le permite llegar a levantar cincuenta toneladas de peso.
 
HISTORIA
Guido Carosella era el niño payaso de su clase, utilizando sus continuas bromas para superar su propia inseguridad, debido a que era un empollón e inadaptado. Sintiendo una fuerte atracción hacia su compañera de clase Sheila McCann, el adolescente Guido intentó hablar con ella para recibir una paliza de su novio, ayudado por sus amigos.
La paliza desató los poderes mutantes de Guido, y su brazo derecho aumentó en masa. Sintiendo dolor y confusión, Guido acabó en frente de un autobús en marcha, y absorbió más energía al ser atropellado, lo que incrementó toda la masa de su cuerpo todavía más. Cuando Guido se colapsó en agonía, Charlie Ronalds, cuyos padres habían sido asesinados por un mutante, intentó aplastarle en cráneo con una roca. Sin embargo, Guido sufrió un espasmo, golpeando a Charlie accidentalmente y dejándole invalido. Sin saber que debía liberar la energía absorbida, Guido quedó permanentemente desfigurado, con todo su torso incrementado en masa, y sufriendo una gran agonía constante. Al recuperarse, Guido se hizo amigo de la stripper Mary Bradley, pero perdió contacto con ella al ser transferido a otro hospital. Cuando sus padres fallecieron debido a un satélite que se estrelló, Guido se hizo rico trasladándose con sus tíos hasta que alcanzara la mayoría de edad.
Cuando unas inversiones equivocadas le dejaron cortó de dinero, Guido comenzó a trabajar como guardaespaldas para la estrella del rock y ladrona interestelar mutante Lila Cheney. Durante esa temporada comenzó a conocer a miembros de la Patrulla-X como Dazzler, que entonces trabajaba en la banda de Lila. Más adelante, encontró a Dazzler sufriendo de amnesia cerca de la mansión de Lila en Malibú. Esto se debía, a que Dazzler había atravesado el Portal Peligroso escapando de los Cosechadores en Australia. Guido la acogió hasta que se recuperó. Poco después, acompañó a Lila a la Mansión de la Patrulla-X, pero cuando Lila partió con la Patrulla para rescatar al Profesor-X en el Imperio Shi´ar, Guido cayó bajo la influencia del telépata conocido como el Rey Sombra.
Atraído hasta la Isla Muir, en Escocia, Guido fue obligado a luchar como gladiador contra otros mutantes controlados por el Rey Sombra, aunque eventualmente fueron liberados por la Patrulla-X. Tras la batalla, Guido, Polaris y Jamie Madrox fueron reclutados por la oficial federal Valerie Cooper para formar parte de Factor-X, un equipo de mutantes trabajando para el gobierno. A ellos se unieron Kaos, Loba Venenosa y Mercurio. Durante la presentación del equipo, Guido escogió el nombre clave de Fortachón, manteniendo patente su sentido del humor.
El equipo se enfrentó a Mister Siniestro y sus Chicos Malos. Uno de ellos, Tajada, tomó rehenes en el monumento de Washington para retar a Guido en combate. Durante la lucha, Guido demolió accidentalmente el monumento. Humillado y arrestado brevemente, Guido consideró abandonar el equipo, pero pronto se redimió derrotando a Tajada, y ayudando a Factor-X a delatar los planes de Mister Siniestro para desacreditar al equipo. Factor-X procedió a impedir que la Hermandad de Mutantes Diabólicos  reclutara a refugiados de Genosha conocidos como los Patriotas-X.
Sin embargo, Guido se sintió atraído hacia una de ellos, Jo Beth, mientras la custodiaba. Tras un intento de asesinato sobre el Profesor-X, Factor-X se unió a otros equipos de mutantes para perseguir al responsable Discordia. Tras esto, defendiendo a los Patriotas-X del mercenario Random, Factor-X les escoltó hasta Genosha, donde Guido se despidió de Jo Beth. El equipo pasó a descubrir como el Virus Legado estaba acabando con la población mutante, y se enfrentó a los Magistrados de Genosha cuando estos intentaron asesinar a un mutante infectado. Al regresar a los Estados Unidos, Factor-X se enfrentó a Charlie Ronalds, que había vendido su alma al demonio Cloot para vengarse de Guido y todos los mutantes. La batalla finalizó cuando Cloot consideró que Charlie había roto el pacto realizado, y le reclamó su alma. Más adelante, Lila Cheney intentó contratar de nuevo a Guido, pero sintiendo que sus nuevos amigos le necesitaban rechazó la oferta. Mientras Factor-X intentaba detener los planes de la fanática Refugio, Guido descubrió que Madrox, quien se había convertido en su mejor amigo, estaba muriendo del Virus del Legado, justo minutos antes de que falleciera. Sin saber que uno de los dobles de Madrox, o el original, habían sobrevivido, Guido quedó devastado por la perdida de su amigo. Tras el funeral de Madrox, Guido visitó a su familia en Rhinebeck acompañado de Loba Venenosa.
Recibió una cálida bienvenida por parte de su familia, y se rencontró con Mary Bradley, que le rechazó considerando que sus deformaciones le habían convertido en un monstruo. Tras esto, Guido regresó con Factor-X para ayudar a Kaos y Polaris, que habían sido atacados por los Chicos Malos y Malicia.
Asistiendo a un concierto de Lila, Guido terminó enfrentándose a la Mole. Durante la batalla, Guido absorbió grandes cantidades de energía cinética debido a los golpes, de una caída, y un avión. Sobrecargado, Guido sufrió un pequeño ataque al corazón, aunque logró sobreponerse y derrotar a la Mole antes de que Factor-X llegara. Factor-X fue enviado a Tel Aviv para proteger al hijo del Profesor-X, Legión, de un intento de asesinato por parte de la mutante Mística. Sin embargo, Legión usó sus poderes para transportarles a Madripoor, donde Guido fue hecho prisionero por el extraterrestre Jornik, que buscaba a Lila Cheney, y había reconocido a Guido de cuando trabajaba para ella. Lila le liberó, pero tras el ataque a manos de los extraterrestres, Guido absorbió gran cantidad de energía al luchar contra un robot guardián. Antes de partir, los extraterrestres dejaron una bomba atrás, y Guido se interpuso entre la bomba y Lila, absorbiendo también toda su energía. Incapaz de manejar toda esa energía, Guido sufrió un ataque al corazón y se desplomó, quedando en coma. Fue llevado al Instituto de Investigación Hidalgo en Washington, y colocado en animación suspendida para que sus músculos tuvieran la oportunidad de sanar sin presiones externas.
Guido se despertó meses más tarde para descubrir que Madrox seguía con vida, pero como fugitivo, así como Kaos, que se había convertido en líder de la Hermandad de Mutantes. El corazón de Guido todavía estaba debilitado, y fue puesto bajo custodia en caso de que Kaos intentara reclutarlo, pero Madrox le liberó. Cuando tropas del gobierno se aproximaron, Guido intentó utilizar su fuerza, pero comenzó a sentir dolores en el pecho de nuevo. Rescatado por Polaris, Guido recibió un implante en el corazón a manos del mutante Forja que dirigía energía cinética al órgano, asegundaron que creciera en proporción al resto de los músculos. Guido pasó unas vacaciones con Lila, que le convenció para que le acompañara en un tour intergaláctico, durante el cual razas extraterrestres intentaron a Guido en un intento de obligar a Lila a usar sus poderes como arma para ellos. Desafortunadamente, las dos razas en disputa capturaron al hombre equivocado. Guido les engañó para que destruyeran la luna por la que estaban luchando, tras lo cual las dos razas se aliaron para intentar vengarse de Guido y Lila. Guido regresó a casa más adelante, al escuchar una transmisión de radio que anunciaba una invasión de la Tierra, sin saber que se trataba de la transmisión de Orson Wells de 1930, viajando a través del espacio profundo. Guido se alió con Loba Venenosa, Madrox y la Bestia para luchar contra la invasión, que no existía, para toparse con el plan de Melvin J Weals para abrir un portal al submundo, usando un tupé infernal e intentando sacrificar a un antiguo amor. Guido logró hacerse con el tupé infernal y logró devolver a los demonios al submundo, tras lo cual regresó al espacio.
Tras una discusión con Lila, Guido regresó a la Tierra convirtiéndose en luchador en la arena de los bajos fondos de Masato Koga. Terminó sometido a Koga hasta que Tormenta, Yukio y Calisto le liberaron junto al resto de los luchadores. Trasladándose al Distrito Mutante de Nueva York, Guido regresó a las filas de Factor-X, liderado por Madrox, y convertido en una agencia de investigación. Después de que el “Día-M”, provocado por la demente Bruja Escarlata, dejara sin poderes a la mayoría de la población mutante, Guido fue uno de los pocos mutantes que conservó sus poderes. Las filas de Factor-X fueron compuestas por Loba Venenosa, M, Siryn, Layla Miller, y Rictor, que había perdido sus poderes. Investigaron las causas del “Día-M” protegiendo a mutantes, con o sin poderes, de enemigos que intentaban explotar la situación. Consciente de un futuro en el que Factor-X invertía el Día-M, llevando a los mutantes a dominar el mundo, la anomalía temporal Mister Tryp y su grupo de Investigaciones Singulares trabajaron en contra de los esfuerzos de Factor-X. Tryp realizó un lavado de cerebro sobre Guido obligándole a asesinar al Profesor Henry Buchanan. Cuando Investigaciones Singulares fueron destruidos, Guido se recuperó, aunque sintiéndose culpable por el asesinato que había sido obligado a cometer. Cuando explicó lo sucedido a la viuda de Buchanan, esta le perdonó, no estando dispuesta a que Singularidad reclamara una vida más.
Cuando Factor-X defendió la Escuela de Xavier de un ataque de la Masa, Guido sufrió otro pequeño ataque al corazón tras su lucha contra él. Consideró abandonar Factor-X cuando Val Cooper le ofreció ser el Sheriff de la Ciudad Mutante, pero terminó por rechazar la oferta. Poco después, el asesino Arcade quemó la Ciudad Mutante, y Factor-X se trasladó a Detroit para evitar ser reclutados al servicio del gobierno por Cooper, aunque los localizó pronto. Siryn, embarazada de Madrox, dio a luz, pero su hijo resultó ser un tipo inusual de duplicado de Madrox, el cual este absorbió accidentalmente. Llena de ira, Siryn provocó que Madrox se fuera, desapareciendo durante un mes. Rictor localizó a uno de sus duplicados, John Maddox, en Nueva Inglaterra. Guido y Rictor le visitaron en busca de información sobre el paradero de Madrox, pero ambos fueron atacados por Estrella Rota, controlado por Cortex, un Jamie Madrox procedente de ochenta años en el futuro de Tierra-1191, y agente de Mister Tryp. Cuando se rompió el control de Cortex, y Estrella Rota fue liberado, este se besó apasionadamente con Rictor. Guido tuvo dificultades para aceptar la revelación de esta relación homosexual. Los tres regresaron a Detroit para ayudar a Factor-X en su lucha contra Cortex.
Guido también descubrió accidentalmente que Madrox trabajaba en secreto para Val Cooper, algo que el resto del equipo desconocía. Cuando el padre de M fue secuestrado, Guido ayudó a descubrir donde estaba retenido y a rescatarlo. Durante una protesta, Guido recibió un disparo a manos de Balística, que intentaba asesinar al Alcalde Jameson. Sus heridas empeoraron cuando un Mandroide cayó sobre él. Mientras M le llevaba al hospital, Guido le confesó su amor por ella. Sus heridas probaron ser fatales, y Guido falleció en el hospital. Layla Miller fue capaz de devolverle a la vida, aunque sin alma. Sintiéndose culpable, Layla juró arreglarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario