Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

martes, 27 de octubre de 2009

FANTASMA ROJO

NOMBRE EN INGLES
Red Ghost
NOMBRE VERDADERO
Ivan Kragoff
LUGAR DE NACIMIENTO
Leningrado, Unión Soviética (Ahora San Petesburgo, Rusia)
AFILIACIONES
Cuatro Terribles
OTROS ALIAS
Ninguno
FAMILIA
Ninguna conocida
PRIMERA APARICIÓN
Fantastic Four # 13 (Abril, 1963)
CREADORES
Stan Lee & Jack Kirby

PODERES/HABILIDADES
El Fantasma Rojo genera un campo de fuerza de origen psiónico que le permite controlar los átomos dispersos en su cuerpo, lo que le garantiza la habilidad de volverse intangible a voluntad. A través de la concentración puede tomar distintos grados de intangibilidad incluso llegando a adoptar una forma de niebla difusa. En determinados estados no sólidos puede flotar y caminar por el aire. También puede volverse transparente o invisible en su estado intangible, llegando incluso a ser indetectable a avanzada tecnología. Además puede hacer que dicho estado de intangibilidad sea parcial o completo sobre su cuerpo, de manera que puede sostener un objeto mientras el resto de su cuerpo sigue siendo intangible.
Desde su exposición adicional a los Rayos Cósmicos ha desarrollado la capacidad de hacer que otros objetos o personas adquieran dicho estado de intangibilidad, mientras permanezcan cerca de su campo de visión. En su estado intangible puede pasar largas temporadas sin comer o la necesidad de respirar.
Además es un genio en el campo científico en diversas áreas como ingeniería, robótica, genética, física, comunicaciones, hipnotismo, y el entrenamiento de simios.

HISTORIA
El Doctor Ivan Kragoff nació en una Unión Soviética, y se mantuvo firme a los ideales del comunismo, incluso después de la caída de la Unión. Tras convertirse un experto en Rayos Cósmicos, Kragoff logró deducir que los Cuatro Fantásticos habían obtenido sus poderes tras hacer volar su nave a través de un campo de inusualmente algo nivel de radiación cósmica. Esperando que lo mismo le pudiera ocurrir a él, entreno un mono y dos simios como su tripulación. Igor era un babuino entrenado como tirador, Miklho un gorila entrenado como piloto, y Peotor un orangután entrenado como técnico de reparaciones. Tras diseñar una nave sin escudos a base de cerámica plástica para facilitar la absorción de rayos cósmicos, en mayor cantidad que los Cuatro Fantásticos, convenció a las autoridades rusas para subvencionar el proyecto y conseguir súper-héroes propios.
Sin que su gobierno lo supiera, Kragoff había descubierto que los Cuatro Fantásticos planeaban explorar la misteriosa Zona Azul de la Luna. Kragoff decidió enfrentarse allí a su rival con la esperanza de probar su superioridad. Durante el vuelo de su nave, Miklho desarrolló súper-fuerza, Igor se convirtió en un metamórfo, y Peotor desarrolló poderes magnéticos. Kragoff desarrolló la capacidad de volverse intangible a voluntad y adoptó el nombre de Fantasma Rojo. En el Área Azul de la Luna, Los Cuatro Fantásticos encontraron una antigua ciudad Kree protegida por una atmósfera que permitía la respiración, y una moderna casa. El Fantasma Rojo y sus simios atacaron a los Cuatro Fantásticos en la casa hasta que fueron detenidos por su habitante, Uatu perteneciente a la raza de los Vigilantes. Este transportó a ambas partes a la abandonada ciudad. Allí el villano capturó a la Chica Invisible para atraer al resto a un arma desintegradora que había localizado en las ruinas. Sin embargo tras maltratar y encerrar a sus simios, Susan los liberó y pudo escapar gracias a la destrucción causada por Miklho. Susan pudo avisar al resto del equipo, mientras el Fantasma Rojo fracasaba en su intento de adquirir armas en la casa del Vigilante que le expulsó. Mister Fantástico logró congelar sus moléculas con un rayo paralizante, y los Simios, irritados por el trato recibido le mantuvieron en la Luna persiguiéndole constantemente.
Eventualmente, Kragoff recuperó el control sobre los simios, y regresó a la Tierra con una nave a propulsión con los poderes magnéticos de Peotor. Allí manipuló a la Cosa para que creyera que la banda de la Calle Yancy había retado a los Cuatro Fantásticos. En la mencionada calle, el Fantasma capturó a la Antorcha Humana obligando al resto a rendirse. El Fantasma rojo les exilió en la zona de la Luna sin aire. Sin embargo el equipo sobrevivió gracias al campo de fuerza generado por la Chica Invisible, poder que no tenía cuando se habían enfrentado al villano. Reed encontró un rayo tractor en la casa del Vigilante que trajo de vuelta la nave del Fantasma Rojo. Mientras este apuntaba a Reed con su pistola, Sue le empujó al transmisor de materia del vigilante. Los Simios llevaron la nave de vuelta a Rusia para ser encerrados, y el Vigilante devolvió a los Cuatro Fantásticos a la Calle Yancy.
El transmisor de materia devolvió a Kragoff a Rusia, donde las autoridades le apresaron en Siberia. Dejando de lado a sus Simios, el Fantasma usó sus poderes para escapar y se alío con el Hombre Topo en Subterránea. Este planeaba destruir toda vida en la superficie utilizando un Giroscopio Atómico, pero fueron derrotados por los Vengadores. De vuelta en Rusia, el Fantasma liberó a sus simios utilizando su nuevo poder que le permitía hacer a otros intangibles. Fue entonces cuando bajo la influencia del Doctor Muerte, participó en un ataque masivo de villanos en la boda de Reed y Susan. El Doctor Extraño se encargó de él, enviándole a otra dimensión. Cuando Reed utilizó un arma del Vigilante para enviar a los atacantes al pasado, el Fantasma Rojo reapareció en Rusia. Allí sus simios fueron capturados y se le hizo creer que habían sido destruidos.
Sin embargo la interacción con el arma del Vigilante, provocó que sus poderes desaparecieran. Kragoff estableció laboratorios secretos por todo el mundo y entrenó a dos gorilas a los que nombró Alpha y Beta. Contactó a Milos Masaryk, el Unicornio, prometiéndole anular los efectos dañinos de su generador de poder a cambio del robo del Intensificador de Rayos Cósmicos de Tony Stark. Al obtenerlo, Kragoff utilizó el aparato en Alpha, Beta, y él mismo consiguiendo el poder de convertirse en una niebla roja. Mientras el Unicornio y el Hombre de Hierro peleaban, el Fantasma Rojo escapó con sus gorilas. En África, Alpha y Beta fueron enviados a reclutar más gorilas, mientras el Fantasma Rojo usaba sus poderes para saquear los laboratorios de SHIELD. Beta había desarrollado gran inteligencia, y cuando el villano creó un ejercito de súper-gorilas, se hizo con el control del mismo decidiendo que no necesitaban llevar un vida belicosa. Unicornio obligó a Kragoff a cumplir con pactado.
El Fantasma Rojo fracasó en su intentó de curar al Unicornio que le abandonó. Sin embargo durante unos estudios descubrió que al bombardear a un sujeto con radiación cósmica adicional se les podía controlar mentalmente. Cansado de usar simios pensó en utilizar fauna marina y forjó una alianza con Attuma. Este lideró una misión para capturar al biólogo marino el Doctor Joseph Jennings, y utilizarlo en la construcción de un ejército de marsopas. Los Defensores intentaron intervenir para evitarlo. El Fantasma Rojo utilizo su nuevo método de control para dominar a Namor, Valquiria y Ojo Halcón. Pero el control fracasó cuando Estela Plateada creó una barrera planetaria que impidió su acceso a los rayos cósmicos. Ojo de Halcón derrotó a Kragoff y Namor a Attuma.
El Fantasma Rojo regresó a la superficie, y tras volver a liberar a sus simios volvió a recuperar la habilidad de hacerse intangible. Tras contactar accidentalmente con la Zona Negativa creó una alianza con sus residentes Annihilus y Blastaar. Intentaron utilizar las Nega-Bandas del Capitán Marvel para que los alienígenas regresaran a la Tierra, pero fracasaron y al final fue el Fantasma Rojo quien quedó atrapado en la Zona Negativa.
Tras conseguir regresar a la Tierra se alió con Nina Pushnikov, que estaba trabajando con Reed Richards, para que la ayudara a conseguir su localizador de gravedad. Este había sido instalado en el Spider-Móvil de Spider-Man por su amigo la Antorcha Humana. Sus simios robaron el Spider-Móvil, pero fueron derrotados por Spider-Man mientras la Antorcha capturaba a Kragoff. Aunque volvió escapar sus experimentos constantes con los rayos cósmicos le dejaron en un estado fantasmal perpetuo. Pensando que había posibilidad de cura en el cañón cosmitrónico de Tony Stark, envió a sus simios a capturarle. Este ayudó a Kragoff a recuperar su estado sólido, pero en un laboratorio propio donde se convirtió en Hombre de Hierro para capturarle. Al intentar volverse intangible para escapar, Kragoff descubrió que la cura estaba condicionada a no usar sus poderes y se desvaneció.
Gracias al poder de su voluntad, viajó en estado de una niebla intangible roja por todo el mundo. Cuando Reed usó una nave para exponerse a rayos cósmicos y reestablecer sus poderes, se coló en su nave recuperando sus poderes originales. Regresando a un laboratorio secreto en la Isla de Novaya Zemlya, construyó un maquina diseñada para provocar terremotos que asolarían Rusia, pero los Soldados Soviéticos la destruyeron, aunque no pudieron capturarle.
Pasados varios intentos inútiles de aumentar sus poderes, regresó a la Luna donde se infiltró en el hogar del Vigilante con la intención de saquear su avanzada tecnología. En ese mismo momento Quasar se encontraba luchando contra el Láser Viviente. Dicha lucha causó que ambos entraran accidentalmente en la casa del Vigilante que detectó las intrusiones y expulsó a todos fuera de su casa. Invadido por la ira por la interferencia de Quasar, Kragoff le atacó pero fue derrotado y devuelto a las autoridades rusas. Escapando de nuevo intentó conseguir tecnología avanzada de los Kymellians, para ser derrotado por Power Pack.
Cuando una serie de experimentos fueron conducidos en sus simios por parte del Comandante Courage, el Fantasma perdió su contacto mental quedando debilitado. Llegó en un estado débil a Bélgica justo cuando Courage utilizaba a sus simios para atacar a la Bestia. Kragoff logró sobreponerse para asesinar a Courage solidificando un fragmento de metal en su cuerpo. Más adelante, se alió con el Pensador Loco en un intento de desestabilizar la economía mundial desde el ártico, pero la interferencia de lis Inhumanos y los Cuatro Fantásticos arruinaron dichos planes.
Sin embargo el exceso de exposición a rayos cósmicos afectó a Kragoff. Sus ojos y piel se volvieron rojos, y aprendió a controlar todo movimiento de sus Simios. Cuando el Mago reclutó a Klaw, y Sharon Ventura para sus nuevos Cuatro Terribles, Kragoff se auto-invitó, con la esperanza de acabar liderarlos. Sin embargo tras ser derrotados el grupo se disolvió. Después de varias mutaciones adicionales, el Fantasma Rojo desarrolló una personalidad infantil, mientras sus simios desarrollaron inteligencia suficiente para sabotear laboratorios de experimentación animal. Los Cuatro Fantásticos derrotaron a los simios, y durante el conflicto Kragoff se limitó a jugar con un conejito.
Tras recobrar su inteligencia y reclutar otro primarte, Dmitri, Kragoff fue encarcelado en la Jaula donde actuó como matón del hombre conocido como el General. Sin embargo el Fantasma Rojo acabó por escapar. Decidió asistir a una reunión de enemigos de los Cuatro Fantásticos organizada por el Amo de las Marionetas. Sin embargo, al dejar atrás rastros de ADN recopilados por el Pensador Loco, estos fueron usados por Mister Fantástico para localizar a Kragoff y enviarle a la nueva prisión de seguridad establecida en la Zona Negativa. Eventualmente escapó de nuevo e intentó establecer una nueva nación marxista-leninista en Niganda, África, basada en la pureza del mundo Simio. Se alió con el Doctor Erick Paine, al cual asesinó. Los simios fracasaron en un intento de golpe de estado, pero al final fueron liberados legalmente por la custodia de Kragoff.
Más adelante, Kragoff se encontró con Simio-X (Roy Reyna), ye el Bola Veloz de la Tierra-8101, en la que todos eran simios. El Fantasma Rojo utilizó sus poderes de intangibilidad para romper las barreras dimensionales y acceder al mundo de ese Bola Veloz, con la intención de invadirlo. Dicho acceso permitió a los zombies de Tierra-2149 acceder a Tierra-8101con la intención de devorar a sus habitantes.

3 comentarios:

  1. Jeje, me encantó lo de que quería establecer una nacion marxista-leninista, ¿por que siempre hacen soviéticos o socialistas supervillanos?, ¿que no hay superhéroes socialistas o sovieticos, siempre tienen que ser los malos?. Es como si hicieran que los negros o los gays fueran siempre malos, eso seria muy nazi, me gustan los comics de superheroes pero no me gustan esos estereotipos segregacionistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que entender la época en la que alguno de estos personajes fueron creados, existiendo en Estados Unidos una aversión especial hacia el comunismo y socialismo en plena Guerra Fría.

      Eliminar
    2. Seee, usaron los comics como propaganda capitalista para lavarle el cerebro a los niños con macartismo. Como decían los hippies: "Hagan el amor, no la guerra!!"

      Saludos (acabo de ver que estrenaste otra ficha, la de Titanium Man, asi que me voy a leerla!!!)

      Eliminar